Misterios policiales juninenses: El homicidio de Miguel Angel Latorraca

Ocurrió en enero de 2004. Fue hallado sin vida en su casa del barrio Prado Español. El único rastro: una mordedura en su espalda que no pudo ser descifrada. La última noche y un gran interrogante

El 18 de enero de 2004 es encontrado sin vida Miguel Angel Latorraca, el jubilado de 71 años de edad, muerto a golpes en su casa ubicada en calle Aristóbulo del Valle 25 en el barrio Prado Español.

A pesar del tiempo transcurrido no hay detenidos ni sospechosos. A Miguel Angel Latorraca lo mataron a golpes en su casa durante un asalto y se especula que fue más de una persona, pero nada más. En su momento el ex fiscal Marcelo Tuñón confío en que una herida, concretamente una mordedura orientara la pesquisa hacia los asesinos y corriera el velo de un misterioso crimen pero todo quedó sin resolverse.

Lejos de las conjeturas el entonces titular de la Unidad Fiscal de Instrucción UFI Nro. 2 esperaba que los rastros extraídos de esa mordedura sufrida por el jubilado en su espalda coincidieran con algunos de los moldes que tomaron peritos odontológicos de distintas piezas dentales, pero el caso sigue siendo un enigma sin resolver.

EL CRIMEN

Su cabeza estaba entre dos maceras y presentaba un golpe. Los investigadores creyeron que el hombre trató de defenderse de los delincuentes y en el forcejeo habría recibido la mordedura.

La lesión se descubrió el mismo día del crimen durante la autopsia practicada al cadáver.

Sin embargo las pesquisas realizadas no arrojaron detenidos. El crimen del jubilado ocurrió a las 7.30 de la mañana del domingo 18 de enero de 2004. Al menos dos personas ingresaron en su casa y lo atacaron a golpes en el patio hasta matarlo. Una de las hipótesis que se evaluó al principio fue que los delincuentes buscaban una alta suma de dinero y no la encontraron.

El homicidio se sumó a una lista de asesinato en Junín no esclarecidos, que en su mayoría tuvieron como víctimas a ancianos.

LAS PRESUNCIONES

Otra especulación de los detectives es que una persona conocida de Latorraca golpeó la puerta principal del frente para no despertar sospecha y asegurar el ingreso a la casa. Ese dato fue confirmado por la ausencia de rastros de escalamiento en las paredes del patio de la vivienda y de violencia en las puertas.

Los peritos tampoco hallaron huellas dactilares en muebles y aparatos electrónicos.

Apenas se inició la investigación fueron entrevistados numerosos vecinos del barrio para saber si algunos de ellos había visto “movimientos” y personas extrañas en la casa del hombre, pero nadie pudo aportar información concluyente.

LA ULTIMA NOCHE Y UN GRAN INTERROGANTE

Cuando se inició la investigación por el asesinato de Miguel Angel Latorraca, los detectives trataron de dilucidar que pasó durante las horas de la víctima antes de ser asesinada.

Pero solamente se pudo establecer que el sábado 17 de enero de 2004 y hasta las 23.30, el jubilado estuvo en el entonces bar “Los Mandarines” en Sáenz Peña e Hipólito Yrigoyen, junto a un grupo de amigos como lo hacía habitualmente.

GIAPOR: “TENEMOS LA DESGRACIA DE NO SABER QUE PASO CON LATORRACA”

El presidente de la sociedad de fomento “Prado Español”, Osvaldo Giapor dijo en 2018 a JUNINHISTORIA que este crimen “es uno de los tantos hechos que en Junín no se esclarecen y no encuentro el motivo por el cual no se esclarece”. 

“El crimen de Latorraca es un hecho que no se esclareció nunca y no se va a esclarecer, de acuerdo a mi perspectiva. Es uno de los tantos hechos que en Junín no se esclarecen y no encuentro el motivo por el cual no se esclarece”. Así dijo Osvaldo Giapor, presidente de la sociedad de fomento del barrio Prado Español en 2018, entrevistado con el periodista Roberto Carlos Torres, director de JUNINHISTORIA, agregando que “si no se cerró, ya estará por cerrarse y tenemos la desgracia de no saber que pasó con el señor Latorraca”, recordando que desde los foros de seguridad que funcionaban en ese tiempo “se hizo todo lo posible” incluyendo un viaje a Capital federal acompañados por el ex intendente Mario Andrés Meoni.

El dirigente fomentista recordó que también hay muchos homicidios sin esclarecer como el caso de Orsi (ver aparte).

Analizando el tema seguridad, 14 años después del homicidio, Giapor quien también es presidente de la Federación de Sociedades de Fomento, dijo que “evidentemente hemos tenido algo a favor. hace mucho tiempo que no se ha registrado ninguna muerte en ocasión de robo, es decir que hemos evolucionado en eso pero sigue habiendo mucho que hacer. El intendente se está preocupando y acá no tiene nada que ver con la política. Cuando las cosas están bien echas hay que aplaudir y cuando no, hay que gritar para que mejoren”.

“De aquel tiempo mejoró bastante” insistió y dijo que “la policía está trabajando. No será como queremos porque deseamos que pongan más fervoro pero estamos mucho mejor que en ese tiempo, hace 18 años atrás.

Giapor también dijo que “estamos esperando que se formen de nuevo los foros de seguridad que son tan necesarios”.

La muerte de Armando Juan Orsi

Ocurrió en marzo de 1996. Murió asfixiado por estrangulamiento. La investigación no arrojó resultados positivos. Los investigadores hallaron también dinero en un charco de agua.

El 24 de marzo de 1996 apareció sin vida el cuerpo de Armando Juan Orsi, un anciano que llevaba varios días ausente de su casa y cuyo cadáver fue hallado por un policía a un costado del canal ubicado, por aquel entonces, en Garibaldi y avenida de Circunvalación.

El efectivo se dirigía rumbo a una quinta y pese a que las primeras sombras de la noche empezaban a oscurecer el ambiente, divisó una figura humana tirada sobre el lodo.

De inmediato se dio el alerta de la Seccional Junín Primera y minutos después, los familiares de Orsi reconocieron al extinto.

Debido al total estado de descomposición que presentaba la anatomía de Orsi, en un primer momento no se pudo establecer si registraba lesiones. No obstante, estudios realizados por el Servicio Especial de Investigación Técnica de la Policía Bonaerense, con sede en La Plata, se determinó que el fallecimiento del septuagenario había sido a causa de un estrangulamiento.

Orsi residía en Intendente Borchex 465 y nunca se supo quién o quiénes fueron los autores materiales del asesinato.

ESTRANGULAMIENTO

Orsi, de 70 años de edad, murió asfixiado por estrangulamiento y su cuerpo -como se dijo apareció sobre la continuación de la calle Garibaldi, detrás del Parque Borchex.

Estaba domiciliado en Borchex 465 y estuvo desaparecido varios días, situación que había sido denunciada por lo que era buscado por efectivos policiales.

En el lugar donde fue encontrado el cuerpo los investigadores hallaron también dinero en un charco de agua, por lo que se pensó que en principio se trataba de un robo.

De todas maneras, dado el avanzado estado de descomposición, era prácticamente imposible observar en una primera evaluación si el cuerpo poseía marcas de golpes.

En el análisis desarrollado por el Servicio Especial de Investigación Técnica de la Policía bonaerense con sede en La Plata, se establecieron las causales de la muerte por estrangulamiento.

La investigación no arrojó resultados positivos.

 

 

 

 

469total visits,5visits today

Deja un comentario