1974: El tornado del 4 de enero

Un joven resulta con un brazo fracturado. La voladura del techo del gimnasio del Club Newbery, que llegó a unos 50 metros cayendo sobre un automóvil. Ciudad sin teléfonos. A eso se suman daños en instalaciones de electricidad, telégrafos, ferrocarril, varios árboles arrancados de raíz en la avenida San Martín, familias evacuadas por daños en sus viviendas, La solidaridad juninense.

Enero de 1974: Daños en el campamento de Vialidad Nacional en la ruta nacional 188

 

Una vivienda en el San Jorge
destruida por la caída de un árbol

El viernes 4 de enero de 1974, luego de una jornada agobiante, con altas temperaturas y humedad acompañado de baja presión, a medianoche se abatió sobre nuestra ciudad un violento temporal de agua y viento que provocó innumerables destrozos, en momentos en que la ciudad quedaba totalmente sin energía eléctrica.

Un joven, Carlos Alfonso, resultó con un brazo fracturado al ser derribado por el viento, carteles luminosos, toldos, vidrieras, autos chocados entre sí por la fuerza del viento, voladura de techos, paredes, antenas de TV, la voladura del techo del gimnasio del Club Newbery –que llegó a unos 50 metros cayendo sobre un automóvil-, la caída de la antena de la Unidad Regional de Policía, fueron parte del balance del tornado.

Otra de las viviendas destruídas.



También la ciudad se quedó sin teléfonos por daños en la línea troncal de la entonces ENTEL. 

Un transformador de alta potencia ubicado en Ameghino y Liliedal fue arrojado por el vendaval al interior de la Escuela Normal y debió ser retirado con grúas aportadas desde la Usina de la ciudad de Chivilcoy. Canal 2 sufrió el derribo de su antena.

La zona rural también se vio afectada y en el campamento de Vialidad sobre la ruta 188 fue arrancado un portón, además de roturas de vidrieras en numerosos locales comerciales.

A eso se suman daños en instalaciones de electricidad, telégrafos, ferrocarril, varios árboles arrancados de raíz en la avenida San Martín, familias evacuadas por daños en sus viviendas,

El gimnasio del Club Newbery
quedó como un gran
toldo sobre Italia y Newbery.

El entonces intendente justicialista Oscar Luis Venini recorrió junto a sus funcionarios cada lugar afectado en la ciudad. La fuerza del viento también quedó demostrado en que arrastró una locomotora de más de 80 toneladas a 200 metros de distancia. También la estación meteorológica sufrió daños en su instrumental pero se alcanzó a medir una velocidad de entre 110 y 120 kilómetros. Desde esa oficina ya se había advertido alrededor de las 23.30 a distintos establecimientos de la ciudad que se acercaba un frente de tormenta de grandes proporciones

Este tornado afectó una amplia zona de la provincia de Buenos Aires. Los vientos huracanados superaron los cien kilómetros por hora. La tormenta también produjo daños en El Chocón al derribar y destruir dos torres de alta tensión.

La solidaridad juninense quedó evidenciada también en ese grave momento, por ejemplo, la Liga Agrícola Ganadera donó cien litros de leche para las familias carenciadas afectadas al igual que Mendizabal Hnos. “No se tiene memoria de que en Junín haya ocurrido fenómeno semejante por lo menos en el último medio siglo”, decía La Verdad en ese año.

El entonces intendente Oscar Venini junto a su secretario de Gobierno, Fante, observando los daños en el Club Jorge Newbery.
Galpón de una empresa de construcciones afectado por la voladura de su techo.

548total visits,54visits today

Deja un comentario