JUNIN HISTORIA
JUNIN. Bs. As. Argentina - Martes, 22 Mayo 2018 07:51 hs.
Untitled Document
 
28-02-2018 | 04:08
 
La historia del barrio Belgrano y su gente en la memoria de Dante Balestro
 
Las casas con sus quintas y gallineros. El porqué fue bautizado primero "Tierra del Fuego" allá por la década de 1920. La influencia ferroviaria. La llegada de inmigrantes que dio origen a los hospedajes económico o fondas cercanas a la estación de trenes. Las tardes en las fondas con "picadas" y músicas, de italianos y españoles.
 

 


En el año 1999, en un reportaje que le hice en el mes de abril, Dante Balestro "nacido y criado en el barrio Belgrano" tal como le gustaba describirse trazó una semblanza de los primeros tiempos del sector.

Al describir las viviendas del barrio Belgrano, por aquel tiempo "Tierra del Fuego" contó que las casas no tenían tapiales, luego del frente venía la vivienda y el patio para que haya sombra. No faltaba el brasero que era de tres patas con el carbón siempre encendido y la "morocha" (la pava) siempre ahí arriba para tomar mate. Un poco más atrás estaba la tina para lavar la ropa y un poco más al fondo estaba la quinta o la huerta donde se cultivaban legumbres o verduras que eran de uso cotidiano y diario. Un poquito más atrás separado por un alambre tejido, estaba el gallinero. Los huevos se cosechaban en la casa y el día domingo había que comer los tallarines o ravioles y se mataba un pollo.

"No había pollería como ahora y bien en el rincón, en el límite, había un lugar pequeño, cerrado que era el excusado, la letrina. Bien al fondo", siguió recordando.

Dante Balestro, Ciudadano Ilustre de Junín, consideró que la denominación "Tierra del Fuego" podía llegar a deberse al hecho de que "desde la calle, a la entrada del sol, todo el mundo tenía el fueguito y algunos tenían el candil. No había luz eléctrica ni nada de eso y la lámpara con tubo por el viento que podía romperla y no todos tenían los tres pesos para comprarse una lámpara de esas. Entonces hacían como un candil con cebo y pavilo, prendían el fuego y lo colgaban para tener un poco de iluminación".

Esto es en la década de 1920.

"Yo pienso que a raíz de eso viene el nombre de Tierra del Fuego porque por todos lados había fuegitos", señaló.

LA IMPORTANCIA FERROVIARIA


Don Dante Balestro (foto)  durante el diálogo que mantuvo conmigo destacó que "todo el mundo procura afincarse próximo a los medios de comunicación y antes de la llegada del ferrocarril, nos comunicábamos con Buenos Aires y los pueblos vecinos con bueyes y caballos, con las carretas transportando las bolsas de cereales que antes iban directo desde la chacra hacia el puerto o lugares de consumo como las industrias molineras".

"Cuando llega el ferrocarril -agregó- ya cesa la tracción a sangre para ese destino. Lo traían desde las chacras a los galpones de almacenamiento del ferrocarril, en esa época del Central Argentino y del B.A.P.".

El ferrocarril se convirtió así en la vía de comunicación más importante tanto de personas como de mercadería.

Edificio del Centro de Empleados del Ferrocarril Pacífico (conocido popularmente como "Club Inglés") en Sáenz Peña y Newbery, a fines de la década de 1920. Posteriormente sería sede del Centro Universitario Regional, Rectorado de la UNNOBA y actualmente edificio anexo de la universidad.

INMIGRANTES

Y el tren también traía a los inmigrantes europeos convocados por sus familiares o allegados ya afincados en esta zona. Así surgió la "industria fondera", hospedajes económicos en el cual se alojaban los inmigrantes y ubicadas en cada una de las esquinas perimetrales de la estación. También estaban los hoteles "Roma" "Britannia" y "Comercio".

"Los que podían, la gente que no venía como inmigrante, sino por actividades comerciales o familiares paraban en el hotel "Roma" o "Britannia" en este último se alojaban casi todos los funcionarios del ferrocarril", siguió contando Dante Balestro describiendo una forma de vida en una época que ya se fue.

Mientras los inmigrantes esperaban en esas fondas que los vinieran a buscar para desarrollar algún trabajo. Y mientras residían en esas fondas, especialmente el italiano y el español "estaban acostumbrados a hacerse "una picadita": tomarse una copita de vino, comerse algún pedacito de queso o salame con pan y después hacían un ejercicio de arte músical.

Dante, que por esa época era un niño, recordaba siempre las "canzonetas" napolitanas que inundaban el lugar.


"Era un ejercicio del arte musical, añorando cada uno a su país", rememoraba.

Estación del BAP - 1914

 





















PUEBLO NUEVO Y EL CENTRAL ARGENTINO

Lo ferroviario fue muy importante aglutinando toda la actividad del sector y esto contribuyó a desarrollar -de uno y otro lado- los nuevos barrios como Pueblo Nuevo, franja habitacional y urbana que surgió entre las estaciones y vías del BAP y el Central Argentino.


En 1912 Junín se movilizó para pedir al Central Argentino romper el tapial y hacer un paso a nivel por Roque Sáenz Peña (foto) porque ya estaba el BAP y el guardabarrera era un tal Peralta y había dos barreras, una más cerca a la calle 25 de Mayo y otra próxima a Liliedal y Alem.


Cuando llegó el B.A.P. en Pueblo Nuevo se fueron radicando empleados jerárquicos. Todos trataban de afincarse cerca del lugar donde debían trabajar.

Mientras, el taller de Junín no surgió con las dimensiones que adquirió luego, sino que fue creciendo a medida que se iba aumentando la circulación y la demanda del tren.

Estación Central Argentino en 1914 sobre la actual avenida San Martín.

EL TALLER FERROVIARIO

Porqué se eligió Junín para hacer el taller ferroviario, fue una de las preguntas que en esa tarde de abril de 1999 le hice en su casa a Don Dante Balestro quien contó que "el primer taller era un simple tallercito de mantenimiento de los trenes y elementos que llegaban a Junín, pero después sirvió para alimentar a las necesidades de todo el ferrocarril BAP desde Retiro hasta San Juan. Aquí había que reparar todos los vagones, locomotoras e implementos que son necesarios para el ferrocarril y que por el uso se iban deteriorando. Había que repararlos o tirarlos y hacerlos de nuevo", contestó.

Contó que el taller contaba con función de "hierro, de bronce, todas las dependencias para atender el servicio mecánico de locomotoras , montaje, tornería y la parte de reparación de coches y vagones", agregó.

A medida que se iba incrementando el ferrocarril con nuevos operarios crecían los barrios afincándose los vecinos en Pueblo Nuevo o Belgrano, por la proximidad del lugar de trabajo.

Talleres ferroviarios en 1917

BARRIOS QUE FUERON SURGIENDO

Se habló de Pueblo Nuevo, pero también estaba la Villa Triángulo, desde Primera Junta hacia el fondo y en cuyo perímetro se erigió el edificio de "La Equidad" en donde se pensaba hacer un molino para obtener harina pero nunca se logró.

"Se alcanzó a hacer el edificio para hacer el molino pero nunca se alcanzó a concretar", contó Balestro.

En ese edificio funcionó luego la Cooperativa El Hogar Obrero, y posteriormente supermercados San Cayetano hasta el cierre de la empresa, permaneciendo deshabitado por espacio de casi veinte años hasta que fue adquirido por la Universidad Nacional del Noroeste y erigió allí su colegio secundario "Presidente Domingo Faustino Sarmiento".

Pasando las vías estaba la quinta "La Florida" predio que actualmente es propiedad del municipio y funciona allí la Agencia Municipal de Seguridad Vial.

En ese espacio, más cerca de la vía, para el lado norte estaba la cancha de fútbol del club B.A,P. conseguido por los empleados del ferrocarril. Pegado a ella hicieron una cancha de golf que después desapareció.

Desde el lado de Jean Jaures al norte se llamó "Tierra del Fuego" que se extendía por calle Maipú hasta llegar al otro paso a nivel actualmente ubicado sobre calle Alberdi.

Fotografía aérea de Junín. En la parte inferior se ve la playa de maniobras del Ferrocarril Central Argentino, espacio que actualmente ocupa la Avenida San Martín. En particular se puede ver la vieja estación, donde hoy se encuentra la Terminal de Ómnibus. En el centro de la foto se puede ver la Plaza 25 de Mayo, y al fondo el río Salado y las calles que se prolongan hacia Villa del Parque. (1928)

 


 






 




 





 

 





 

 

 

 




 


 







 



 



 


 

 





 


 



 








 

 





 






  
 
Imprimir esta noticia
imprimir compartir

Comentarios de los usuarios
  Comentar esta nota
TODOS LOS MENSAJES ESTÁN SUJETOS A APROBACIÓN DE PARTE DE UN MODERADOR ANTES DE SER PUBLICADOS. Tenga paciencia, a la brevedad su mensaje estará publicado si se ajusta a las politicas del sitio.
Autor : E-mail:
Quedan Caracteres por escribir
IMPORTANTE:
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio o algún tipo de publicidad será eliminado inmediatamente por el moderador.

click en foto para ampliar

 
 Portal de Historia
 

Siglo XIX    -    Siglo XX    -    Siglo XXI    -    Politica    -    Cultura    -    La Ciudad    -    Archivos    -    Contacto    -    Inicio


Director / Editor : Roberto Torres
Todos los derechos reservados © 2014
contador de visitas