JUNIN HISTORIA
JUNIN. Bs. As. Argentina - Sábado, 26 Mayo 2018 02:02 hs.
Untitled Document
 
16-02-2018 | 04:08
 
Carlos Screpis: La pasión por su barrio Belgrano y el desafío de pensar en el futuro
 
En oportunidad de una serie de testimonios sobre el barrio Belgrano, en 1999 entrevisté a Carlos Screpis, recordado comerciante juninense (fallecido), quien vivenciaba el barrio del ayer. Los almaceneros como personajes característicos. La vida social en torno a la plaza donde se formaron muchas parejas. El desarrollo del club Villa Belgrano. Las kermeses. Fue presidente de Comercio e Industria e impulsor de la instalación de la sucursal del Banco Provincia en Primera Junta y Padre Ghío. También del Banco Nación. Un hombre que pensaba a futuro y se animó a soñar en el 2020.
 

 

 

"La vieja Villa Belgrano era la quinta de los Di Marco, de los Coppola y donde estaba Cirigliano ahí terminaba prácticamente porque estaba cortada, después se abrieron las calles. El corazón del barrio Belgrano lo identifico con la plaza Sarmiento que era un bajo tremendo, la vieja quinta de Stancatto. Mi mamá me contaba que esos eran cañaverales". Así comenzaba el relato de Carlos Screpis aquel abril de 1999 sobre el Barrio Belgrano en el que residió toda su vida. Comerciante tradicional, todavía se recuerda a Screpis Revestimientos, Carlos contaba en una entrevista realizada ese mes y ese año sobre su barrio natal.


"Para aliviar el gran problema de los anegamientos -contaba- en calle Rivadavia y Padre Ghío se comenzaron a hacer los canales para desagüe pluvial que toman hasta la esquina de la plaza, pasa delante de la comisaría y sigue por calle Siria hasta avenida Rivadavia. Es el único pulmón que tiene el barrio Belgrano para desagotar las grandes precipitaciones pluviales".

Y recodaba que el barrio Belgrano y Junín fueron creciendo con el ferrocarril. "Las quintas se fueron loteando y así fue creciendo hasta que en la época de 1950 se pudo hacer el pavimento.

Otros personajes característicos del barrio Belgrano eran los almaceneros. Sobre ellos dijo que "eran un poco los almaceneros y otro poco el "banco" de los ferroviarios. Donde uno tenía su libreta e iban anotando porque sabían que el día 7  sí o sí, cobraban los ferroviarios y pagaban la cuenta. Y si algunas vez llegaba a faltar un peso el mismo almacenero se lo prestaba porque sabía que sí o sí se lo iban a devolver".

LA PLAZA

En cuanto a la plaza Sarmiento, Screpis recordó que antiguamente en ese lugar, después que se rellenó se hizo una placita lateral. Luego se sacó y se puso sobre calle Siria al lado de la entonces subcomisaría de Villa Belgrano. Después esa placita desaparece del lugar, se reforma la plaza principal y con anterioridad se construyeron los edificios de la comisaría y de la Escuela 18.

La plaza era casi como el centro de la vida barrial "porque -recordó Screpis- era la vuelta donde uno se conocía y salían muchas parejas y hasta matrimonio. A los chicos nos daban cinco centavos y a los más grandes veinte. Los grandes iban buscando su novia y ¿dónde se buscaba? dando la vuelta a la plaza y después en el Club Villa Belgrano, un lugar donde llegaron las grandes orquestas, desde Troilo hasta Pugliese.

En la foto, la plaza Sarmiento, década de 1990

CLUBES Y KERMESSES

Y de los recuerdos de Screpis, al mencionar el Club Villa Belgrano, surge el relato del campito, pegado al club donde venían los circos, sobre la calle Borges. Después se hizo sobre un costado el salón y luego el arquitecto Guillermo Giannoni hizo la parte de la confitería y más adelante la pista que fue inaugurada por De Angelis.

"Con mucho sacrificio se hicieron dos canchas de bochas que fueron trasladadas a un predio en Sarmiento y Padre Ghío, lugar en donde también se pusieron los aros para la cancha de basquet, que después fueron llevados a la pista que servía para baile y para cancha de basquet", me contaba Screpis en ese abril de 1999.

No podían faltar en el minucioso relato, más que histórico, vivencial, de Carlos Screpis las kermeses, una de ellas en Juan B. Justo y General Paz en donde actuaron Mercedes Simone y Agustín Magaldi, entre otros, pero esto se dio muchos años anteriores al club Villa Belgrano. Otra kermese estaba ubicada en calle República Libanesa, entre Rivadavia y Sáenz Peña, con juegos y entretenimientos.

Continuando con el detalle de los clubes también hizo referencia al viejo Sportman que después se transformó en San Martín, como tampoco se olvidó de destacar el Club Rivadavia y el Villa Talleres, ya en Primera Junta.

"La parte edilicia -agregó- fue crecida favorecida en la década de 1940, hasta 1946-1947 con créditos hipotecarios, donde cada persona que accedía a los mismos pudo ir construyendo su casa. Allí continuó el crecimiento del barrio Belgrano".

Otro paso importante fue dado casi a fines de la década de 1940 cuando Perón y Evita llegan a Junín y en campo conocido como "el de los Boy Scouts" sobre avenida Libertad ponen la piedra fundamental para el edificio del policlínico Ferroviario.

VIDA PROPIA DEL SECTOR

Sobre el crecimiento en servicios para el barrio Screpis rememoraba en esa charla de 1999 que "en algunos períodos luchamos muchísimo para lograr el Registro Civil que estuvo a veinte metros de calles Padre Ghío e Italia. Cuando estuve en Comercio e Industria -donde ejerció la presidencia- hablé con Bullrich para que trajera a Barrio Belgrano una sucursal del Banco Provincia quien me dijo que ya tenían el lote -en el lugar donde finalmente se radicó- y los planos preparados".

"Simultáneamente se había pedido llevar el Banco Nación. En ese momento Comercio e Industria le consiguió el local en calle Siria y Rivadavia donde funcionó un tiempo", destacó.

PENSANDO EN EL FUTURO 

En ese 1999 Screpis resaltó en la charla mantenida la importancia de contar con un adecuado Plan Regulador, por ello resaltó la tarea de los miembros del entonces Plan Estratégico de Desarrollado -impulsado por el intendente de la época, Abel Paulino Miguel- haciendo hincapié en ver el futuro de los terrenos que pertenecían a los viejos talleres ferroviarios, los espacios verdes, el tránsito en la avenida Rivadavia, la importancia del Hospital Zonal -en ese momento se estaba ejecutando la obra de ampliación- porque "quien frena el progreso muere arrollado por él", señaló Carlos.

"Lo que van a proyectar debe prepararse también para el año 2020, no hay que quedarse ni tener miedo al progreso" destacó Screpis porque "a Junín no lo para nadie", reflejó Carlos para quien el proyecto de un Junín futuro debe ser integral y con la participación de todas las instituciones.

 

 

 

 
 
 
 

 

 



 
 
 
 

 

 




 

 

 

  
 
Imprimir esta noticia
imprimir compartir

Comentarios de los usuarios
  Comentar esta nota
TODOS LOS MENSAJES ESTÁN SUJETOS A APROBACIÓN DE PARTE DE UN MODERADOR ANTES DE SER PUBLICADOS. Tenga paciencia, a la brevedad su mensaje estará publicado si se ajusta a las politicas del sitio.
Autor : E-mail:
Quedan Caracteres por escribir
IMPORTANTE:
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio o algún tipo de publicidad será eliminado inmediatamente por el moderador.

click en foto para ampliar

 
 Portal de Historia
 

Siglo XIX    -    Siglo XX    -    Siglo XXI    -    Politica    -    Cultura    -    La Ciudad    -    Archivos    -    Contacto    -    Inicio


Director / Editor : Roberto Torres
Todos los derechos reservados © 2014
contador de visitas