JUNIN HISTORIA
JUNIN. Bs. As. Argentina - Domingo, 22 Octubre 2017 04:52 hs.
Untitled Document
 
17-09-2017 | 22:03
 
Hace 120 años Junín tenía su primer diario
 
Era "El Mentor". Fue creado en 1897. Tuvo hasta equipo generador propio de electricidad y se convirtió en uno de los de mayor circulación en la zona en su época. Fue publicado durante 36 años.
 

 

 


El Mentor es el primer diario juninense. Comenzó su actividad en 1897, pertenecía a José Suárez y su imprenta se encontraba en calle Francia esquina Lavalle. Comenzó siendo públicación semanal, luego apareció tres veces por semana y posteriormente de aparición diaria hasta 1933 -36 años de trayectoria periodística-.

En 1940 vuelve a encontrarse ejemplares de El Mentor por lo que se piensa que hubo una intención de reflotarlo pero ya el mundo periodístico era distinto. Estaban otros dos diarios de creciente influencia: "La Verdad" -fundada en 1917 por monseñor Vicente Peira y Democracia, creado en octubre de 1931 por Moisés Lebensohn.

"EL MENTOR" EN LA GUIA DE JUNIN DE 1914


"Sus progresos han sido lentos pero seguros determinados por su propia y paulatina prosperidad", dice la Guía de Junín de 1914  y agrega sobre El Mentor "Iniciado en modestísimas condiciones -tal como puede suponerse que era posible montar un establecimiento de este género en esa época y a esta altura de la campaña- "El Mentor" fue adquiriendo poco a poco sus máquinas y materiales y aumentando sus operarios a medida que la afluencia del trabajo lo requería. El periódico semanario pasaba a ser bisemanal; más tarde aparecería tres días por semana y luego se convertía en diario de la mañana, nutrido de lectura y avisos".

"Pero el impulso más decisivo de esta imprenta data de 1912 y lo constituyó la adquisición de dos linotipos  "Meghantaler" números 8 y 10, respectivamente, dos nuevas máquinas impresoras Julien y varias auxiliares tales como perforadora, abrochadora, guillotina, sacapruebas, todas ellas negociadas con la conocida casa Hoffman y Stocker, de la Capital Federal la que además de ser una de las más fuertes introductoras de máquinas y artículos de imprenta en general, es única concesionaria en Sud

América para la venta de esas admirables máquinas de componer".

Las linotipos adquiridas por El Mentor fueron las primeras maquinas de su genero salidas para la campaña. Su adquisición representa un gran esfuerzo económico -no obstante las facilidades acordadas por la casa Hoffman y Stocker- pues el precio de esas maravillas de la mecánica es con razón fabuloso, máxime para la generalidad de las imprentas de la campaña. Y aquí podemos consignar el dato que para muchos ha de ser motivo de sorpresa: una Merganthaler número 8 con sus tres registros de matrices provistos cuesta 11 mil pesos moneda nacional, sin contar los accesorios que se venden por separado y que convienen adquirir para obtener la mayor producción de la máquina.

Cómo se va trátase de máquinas caras, sobre todo si sólo se piensa en su valor absoluto; pero su adquisición ha permitido al "Mentor" colocarse en condiciones excepcionalmente favorables, tanto por lo que respecta a la confección del diario -que es el más antiguo, el más conocido y el de mayor circulación en toda esta zona de la provincia- como en cuanto se refiere a los trabajos de obra que ejecuta en toda su variedad.

Y decimos eso porque la composición mecánica, que ahorra operarios y produce una gran cantidad de trabajo, permite al establecimiento confeccionar sus obras con gran rápidez, especialmente las de texto y fijarles precios que, por su modicidad, escapan a toda competencia. Por otra parte, "El Mentor" sigue siendo en su rama el único establecimiento local dotado de tales elementos. Estos fueron complementados últimamente con la instalación de un motor y dínamo destinados a la producción de luz y energía para el local y sus máquinas; instalación que comporta para la casa una notable economía y la independiza del servicio y de las tarifas de la usina local.

Como anexo la casa explota la venta de papel de estraza y otros de envolver, bolsas de papel para almacenes, panaderías, confiterías, etc. teniendo siempre considerables demandas de estos artículos.

LA FIGURA DE JOSE NAND GALLARDO


Del plantel de periodistas y personal que tuvo este diario extraemos la figura de José Pedro Nand Gallardo (Pergamino, 1 de septiembre de 1901 - Junín, 7 de junio de 1961) fue un periodista, escritor, poeta y compositor argentino.

José Pedro Nand Gallardo nació en Pergamino, provincia de Buenos Aires, Argentina, el 1 de septiembre de 1901. Siendo muy pequeño su familia se radicó en Junín, donde vivió y se destacó en diferentes ámbitos.

Desde muy joven manifestó su vocación periodística, que se mantendría durante toda su vida. Se inició como cronista en el diario El Mentor, que se editó en Junín entre 1897 y 1933. También formó parte de la redacción del diario La Verdad y colaboró en numerosas publicaciones. Durante varios años fue secretario del Concejo Deliberante y empleado municipal.

Nand Gallardo falleció en Junín el 7 de junio de 1961, a los 59 años de edad.

Obra


La obra de Nand Gallardo es principalmente poética, aunque también compuso el tango "El casamiento aquel", en colaboración con Nilo Martino, y la marcha "Defensa Argentina" dedicada al club homónimo.

En un reportaje realizado en 1925, describió su labor con estas palabras: "Escribo versos desde hace mucho tiempo. Dijo alguien que es destino del poeta ir desparramando el corazón por todas partes. Yo acepto esa tarea con gran placer. Tengo predilección por todo lo que atañe a mi pueblo. En estas tierras fue donde mis primeros versos se dieron a luz. De mi producción actual puedo decir que a pesar de sus ripios, me merece entera satisfacción".

Saludo a mi novia (1925)

Sacudido del polvo del camino
y en esencia de rosa saturado:
yo pretendo con verso emocionado
escribir mi canción de peregrino.
Ha mucho tiempo de que yo partiera,
y desde entonces noviecita mía
fui de los días, esperando el día
de poder arribar a tu ribera.
Y una vez que te vi lo ansiaba tanto,
que mi pupila encarcelada en llanto
sostener una lágrima no pudo.
Pecadores los labios, son perversos
y como el alma, novia, es toda versos:
Por boca de mis versos, ¡te saludo!

Trabajo (1925)


Abra el arado surco adormecido,
pródiga fructifique la semilla
y abone su cosecha a maravilla
el hijo de las pampas bendecido.
Caiga brioso sobre el yunque herido
la mano del obrero que martilla
mientras se allegan de lejana orilla,
nuevos cruzados a labrar su nido.
La guerra, en su misión devastadora,
necesita en su sed devoradora
sangre que el mundo en holocausto ofrezca.
La paz prendida al material desvelo
trabajo implora con ferviente anhelo
Para que el árbol de la Patria crezca.





 

 

 

 

  
 
Imprimir esta noticia
imprimir compartir

Comentarios de los usuarios
  Comentar esta nota
TODOS LOS MENSAJES ESTÁN SUJETOS A APROBACIÓN DE PARTE DE UN MODERADOR ANTES DE SER PUBLICADOS. Tenga paciencia, a la brevedad su mensaje estará publicado si se ajusta a las politicas del sitio.
Autor : E-mail:
Quedan Caracteres por escribir
IMPORTANTE:
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio o algún tipo de publicidad será eliminado inmediatamente por el moderador.

click en foto para ampliar

 
 Portal de Historia
 

Siglo XIX    -    Siglo XX    -    Siglo XXI    -    Politica    -    Cultura    -    La Ciudad    -    Archivos    -    Contacto    -    Inicio


Director / Editor : Roberto Torres
Todos los derechos reservados © 2014
contador de visitas