JUNIN HISTORIA
JUNIN. Bs. As. Argentina - Martes, 28 Marzo 2017 23:28 hs.
Untitled Document
 
12-10-2015 | 20:57
 
Escuela 16: historia y crecimiento
 
Abrió sus puertas a la educación de los chicos de la por entonces Tierra del Fuego, hoy Barrio Belgrano, el 7 de mayo de 1907. Reseña histórica en la primera mitad del siglo XX.
 

En la intersección de las actuales calles Siria y Quintana, a 10 o 12 centímetros de la puerta de entrada de la Escuela 16 de hoy, corría en sentido sureste, un profundo foso que habría sido cavado por las tropas del Fuerte Federación como defensa de los indios de épocas anteriores.

La acción de los vientos y el agua fue borrando lentamente esa primitiva defensa y los primeros pobladores pudieron instalarse sin inconvenientes pues poco quedaba ya de los fosos que sólo eran utilizados para juegos de los niños.

Entre las primeras familias que poblaron estos lugares se puede citar a Martín Muñoz, Iluminado de Llera, Ursula Becerra de Olmos, Martín Vega, Farías, Ferreyra, Pedro Bogatti, Francisco Parapuño, Paulino Ortega, Alaníz, Santiago Sánchez, Montivero Miscenio.

A fines del año 1912 o principios de 1913, llegaron al barrio sacerdotes misioneros que cristianizaron gran parte de la pequeña población de enonces, así se casaron muchas parejas y se sugirió hacerlo a otras que vivían en común.

Estos misioneros quedaron impresionados por la cantidad de flores que sin excepción había en todas las casas y bautizaron al barrio con el nombre de "parque de las flores" pidiendo a la gente que en adelante lo llamaran así, pero este nombre no prosperó y algunos años después una comisión se puso en en movimiento para cambiarle el nombre de Tierra del Fuego por el de Villa Belgrano.

Para esto en las vías del ferrocarril colocaron estacas en las que se clavaron papeles donde la gente que pasaba firmaba el petitorio. Hubo sociedades de fomento no permanentes, que trabajaron para su progreso, solicitando el cambio de nombre, la luz, la escuela, la subcomisaría, etc.

El barrio se alumbraba con faroles de kerosene, hasta el año 1927, fecha en que empeñosos vecinos vieron coronados sus esfuerzos en una noche de febrero: las lámparas incandescentes iluminaron el laborioso barrio.

El primer destacamento policial se ubicó en la calle Belgrano entre Sargento Cabral y Comandante Seguí, donde estuvo poco tiempo. Aproximadamente en el año 1970, la por entonces comisión de fomento logra que Villa Belgrano cambie su nombre por el de Barrio Belgrano. Si los hombres del 900 levantaran la cabeza no darían crédito a sus ojos al contemplar el cambio absoluto que sufrió su Tierra del Fuego.

El 7 de mayo de 1907 abrió sus puertas la escuela provincial Nro. 16 que con el correr de los años llegaría a ser una de las que más inscripción tendría en la ciudad, según los anales históricos del mismo establecimiento educativo.

Comenzó a funcionar en una casa de ladrillos asentado en barro ubicada en lo que es hoy la esquina de las calles Rivadavia y Padre Ghío (que en su momento se llamó Iberlucea) (en aquella época las calles no tenían nombre en este lugar), la primera de la zona, a cuyo frente se encontraba la docente Genara Lacourt, funcionando solamente primero y segundo grados, con un total de 65 alumnos. El sueldo de la señora Lacourt era de $ 162 mensuales; era secretario del Consejo el señor Pedro Horse, figurando como presidente el señor Mario Tamburini.

El 6 de diciembre del mismo año se traslada la escuela a un nuevo local ubicado exactamente en el lugar que hoy ocupa, pero el edificio era una casa de cuatro salones muy grandes, propiedad de doña María Josefina Fernández. Había dos enormes patios de tierra, poblados de árboles. A la calle tenía un cerco de siempreverde.

En primer grado se usaba como libro de lectura "El nene" que costaba 0,45 centavos de pesos, libro con el que aprendieron a leer varias generaciones argentinas. En agosto de 1909 la escuela se califica como "urbana". En 1910 por primera vez aparece un sello oficial que dice Inspección Escolar, Provincia de Buenos Aires.

En el año 1911 su inscripción es de 193 alumnos. En 1919 se le da el nombre de Presidente Quintana a la calle de la escuela. En el año 1921 la escuela cuenta con 212 alumnos. En las planillas de estadística correspondiente a enero de 1922 figura por última vez el nombre de Tierra del Fuego.

En 1924 figura por primera vez un portero: Francisco Villarreal.

En 1927 bajo la dirección de María L. De Ninnis de Dulbecco se forma la primera comisión cooperadora constituida con señoras de residencia próxima a la Escuela, figurando como presidenta la señora Felisa M. de Di Marco. Proveen a la escuela de ilustraciones, cuadros, pianos, etc. Sin pausa continúa la escuela creciendo y así en 1929 cuenta con 12 divisiones y una inscripción de 446 alumnos.

A partir del 20 de junio de ese año, la Escuela pasa a cuarta categoría. Se elige una nueva comisión cooperadora, pero esta vez compuesta por hombres, presidida por el señor Rafael De Miguel. En 1931 pasa la escuela a tercera categoría. Comienza en este año la comisión cooperadora a solicitar la construcción de un edificio de acuerdo a las necesidades de la escuela que ya tiene más de 500 alumnos.

El edificio se construye pero es ocupado por la Escuela 18. Se reclama por esa gestión no tiene éxito. Transcurren los años y en 1941, por resolución de fecha 23-6-41 según expediente Nro. 4908/41, se resuelva dar a la Escuela el nombre de General Manuel Belgrano realizándose la bendición e inauguración del mástil el 3 de agosto de 1941.

En 1956 llega la orden tan esperada de demolición y construcción de un nuevo local, la escuela comienza entonces a funcionar en dos locales: una casa ubicada en calle Quintana 875 y otra en calle Pasteur y Sáenz Peña, en tres turnos: de 8 a 11; de 11 a 14 y de 14 a 17. El trabajo se desarrolla en forma incómoda y precaria.

Llega así el año 1959 y ante la paralización de los trabajos en el edificio en construcción, y ante la imposibilidad de continuar dictando clases en la forma que se venía haciendo, se presentó a la entonces directora de la Escuela María Luisa M. de Casimo, un grupo de madres que solicitaron su anuencia para iniciar una colecta que permitira la compra de los vidrios necesarios para colocar en ventanas y puertas de las aulas del nuevo local, con lo que se podría habilitar el mismo, mejorando el quehacer escolar.

Se organizó de esta forma una comisión, realizando en poco tiempo todo lo propuesto, gracias al espíritu de un puñado de señoras ansiosas de ayudar a la escuela del barrio, que de manera muy especial había despertado en todos cariño y deseos de colaboración.

El 23 de mayo de 1959 se organiza el Club de Madres al que se lo bautiza con el nombre de Paula Albarracín, siendo la primera institución de esta clase que es reconocida por la Dirección de Cooperación Escolar de la provincia de Buenos Aires, una tarea que se prolongó en el tiempo, intensa y fructífera redunda en beneficio del niño y de la escuela, secundando siempre la labor del maestro. [caption id="attachment_7" align="alignnone" width="652"]esscuela16alumnis4 Desfile realizado el 9 de julio de 1978[

 20 de junio de 1968: La Escuela rinde homenaje a su patrono Don Manuel Belgrano:esscuela16alumnis2 20 de junio de 1968: La Escuela rinde homenaje a su patrono Don Manuel Belgrano.   unnobapublicidad640x230 publimunicipalidad

  
 
Imprimir esta noticia
imprimir compartir

Comentarios de los usuarios
  Comentar esta nota
TODOS LOS MENSAJES ESTÁN SUJETOS A APROBACIÓN DE PARTE DE UN MODERADOR ANTES DE SER PUBLICADOS. Tenga paciencia, a la brevedad su mensaje estará publicado si se ajusta a las politicas del sitio.
Autor : E-mail:
Quedan Caracteres por escribir
IMPORTANTE:
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio o algún tipo de publicidad será eliminado inmediatamente por el moderador.

click en foto para ampliar

 
 Portal de Historia
 

Siglo XIX    -    Siglo XX    -    Siglo XXI    -    Politica    -    Cultura    -    La Ciudad    -    Archivos    -    Contacto    -    Inicio


Director / Editor : Roberto Torres
Todos los derechos reservados © 2014
contador de visitas