JUNIN HISTORIA
JUNIN. Bs. As. Argentina - Domingo, 20 Agosto 2017 18:10 hs.
Untitled Document
 
25-05-2015 | 23:59
 
1986: Junín celebra los cien años de sus talleres ferroviarios
 
Nada hacía preveer lo que pasaría a partir de cuatros años más tarde en 1990 con la llegada de Carlos Menem y la instauración de la política neoliberal. Cómo se celebró en la ciudad el siglo de sus talleres. Los ferroviarios distinguidos de aquel tiempo.
 
 

En octubre de 1986 los talleres ferroviarios de nuestra ciudad conmemoraron  sus cien años de existencia. Nada hacía preveer lo que comenzaría a desencadenarse cuatro años después, en el inicio de los '90 producto de las políticas neoliberales promulgadas por el gobierno de Carlos Menem y sus ministros como Domingo Cavallo y Roberto Dromi.
En los acontecimientos que hacen la historia de los pueblos, siempre existe algo que se conserva a través de los tiempos y se memoriza con nostalgia, cariño y gratitud.
En la historia de Junín, uno de los capítulos de mayor trascendencia recuerda un acontecimiento de extraordinaria repercusión que significó un cambio sustancial en todas sus manifestaciones, Se trata de la inauguración del pequeño taller mecánico del F.C. Pacífico que se efectuó en la tarde del 30 de octubre de 1886.
Es indiscutible que Junín ha sido y aún lo es, una ciudad ferroviaria. Está a la vista de todos que el ferrocarril sirvió como principio y base del progreso. El pequeño taler comenzó dando rápidamente sus frutos. Mientras iba ensanchándose y abría sus puertas a hombres de trabajo, el pueblito adquiriía categoría de centro de población.
Las ampliaciones que se realizaban cada año, en los talleres en virtud de las exigencias del mejor servicio, trazaban nuevos rumbos al viejo Junín, ya que reclamaban la ocupación de mayor número de obreros. Naturalmente, los talleres del entonces Ferrocarril Pacífico se constituyeron en una importante fuente de recursos.
En el lugar donde se levantaba el Fuerte Federación en 1829 por el Comandante Escribano, comenzaba también a gestarse una nueva personalidad como centro de población de importancia.
En ese transcurrir de los años aquel Fuerte Federación había tomado el nombre de Junín, con un crecimiento lento, como si preparara su tierra para germinar bruscamente con el arribo del ferrocarril. La llegada de la primera locomotora el 13 de mayo de 1884, se festejó jubilosamente, como un hecho de real importancia, pues significaba para los lugareños el comienzo de una era de prosperidad y bienestar.
El factor primordial que operó en el engrandecimiento de Junín fue la instalación de un pequeño talle en 1886, que posteriormente se convertiría en los grandes talleres ferroviarios.
La planificación estudiada sobre el lanzamiento del Ferrocarril Buenos Aires al Pacífico que se conoció a través de la sigla BAP, ordenaba la creación de un taller con asiento en la localidad de Junín que comienza sus actividades un día sábado 30 de octubre, con el servicio contratado de nueve operarios, que sesenta días más tarde, pasan a convertirse en 51 obreros.
La población de Junín era en aquel entonces de 8 mil habitantes, debiendo señalar que su progreso corría paralelo al crecimiento y funcionamiento del ferrocarril y por sobre todo al empuje económico que a través de los salarios, expandía sobre la vida diaria de la incipiente ciudad. Un taller que año a año adquiría mayor importancia y exigencia de mano de obra.
Es de destacar sobre la importancia en el aspecto económico que aportaron los talleres ferroviarios que en 1906 año en que se produce el comienzo del remodelamiento de sus instalaciones, con edificaciones que aún persisten, tenía contratados a un número de 1.600 operarios que jornalizaban termino medio, 150 mil pesos de sueldos mensuales.

Puerta Norte sobre calle Jean Jaures, 1986.


IMPORTANCIA ECONOMICA


De los 8 mil habitantes en 1886 a los 22.892 de 1906 resulta una diferencia a favor de cerca de 15 mil que debe atribuirse a la afluencia de ferroviarios y sus respectivas familias.
En diciembre de 1911, el número de operarios era de 2.668 en el mismo mes de 1916 era de 2.700 y en 1921 de 2.900 oscilando las erogaciones mensuales entre 260 mil y 400 mil pesos moenda nacional. La población aumentaba paralelamente ya que en 1916 era de 38.800 y en 1921 de cerca de 45 mil.
Y a medida que el ferrocarril iba extendiendo sus líneas, crecían las exigencias de aumentar su material rodante. Se efectuaron nuevos ensanches entre los que cabe mencionar la extension del edificio de herrería y el nuevo local de fundición de hierro y bronce. Al final de 1926 contaba con todos los edificios necesarios e instalaciones para Carpintería, Fundición, Ajustaje, usina Eléctrica, Herrería, Calderería, Tornería, Pintureria, Aserradero, etc.
Otro hecho significativo ocurrió el 26 de abril de 1926 por el cual en virtud del convenio celebrado entre la empresa y la Unión Ferroviaria se procedió a la implantación del escalafón. Como consecuencia y aplicación inmediata de dicho convenio se hizo el ajuste de salarios. En diciembre de ese año, el número de agentes alcanzó la cifra de 3.500 y la empresa abonaba mensualmente 650 mil pesos.
Podríamos decir que en 1936, Junín había llegado a la mayoría de edad. La afluencia continúa de hombres de trabajo repercutió en su transformación. Y es así que el progreso económico alcanzó vastos sectores del quehacer industrial y comercial que a su vez originaron nuevas fuentes de trabajo que produjeron un avance en las distintas fases de la vida del hombre.

JEFATURA DE LOS TALLERES JUNIN EN EL CENTENARIO

Dependiendo del Jefe Departamento Mecánica: Diego González
JEFE TALLERES JUNIN: Eridé Luis Rinaldi
JEFE PROGRAMACION Y PRODUCCION: Juan Dall´Occhio
JEFE PRODUCCION: Beltrán Dufour
JEFE DE REPARACION: Juan Behety
JEFE APROVISIONAMIENTO: Rubén Biaggiotti
JEFE PROGRAMACION: Hugo Moreno
JEFE MANTENIMIENTO Y SERVICIO AUXILIAR: Omar Calderoni.
AYUDANTE PRODUCCION COCHES: Antonio Cengia
AYUDANTE COHES MOTORES: Rubén Bannon
AYUDANTE FABRICACIONES: Ing. Jorge Pérez Espejo
JEFE DESPACHO: Reynaldo Angelucci

LA CELEBRACION DEL CENTENARIO DE LOS TALLERES EN JUNIN

Fue el jueves 30 de octubre de 1986 desde las 9.30 en la calle Rivadavia 719 donde se descubrió un monolito y placas recordatorias bendecidas por el entonces cura párroco de San Ignacio de Loyola, presbítero Dante Iorio; fueron entregadas medallas al personal más antiguo en actividad y ex jefes del Taller jubilados; pronunciaron sus mensajes el gerente de la línea San Martín, Osvaldo Galzenati, el intendente Abel Miguel y el representante de Ferrocarriles Argentinos ingeniero Jorge O. Franco.
Ese día también fueron distinguidos por la Unión Ferroviaria los empleados que cumplieron en aquel tiempo (1986) más de cuarenta años de servicio:
Carlos Tello, Jorge Sabus, José H. Rueda, Antonio Noya, Orlando Muñoz, Manuel Jamallo, Rodolfo Fernández, Abelardo Scorsetti, Francisco Rodríguez, Rodolfo Perrone, Orlando Torres, Alberto Basso, Reynaldo Angelucci, Alfredo Carru, Dufour Beltrán, carlos Martínez, Juan C. Antognoli, Osmar Novelli, Nazario Roca, Omar Calderoni, Osvaldo Ferro, Rubén Gschwend, Juan C. Laguzzi, Jorge Thefs, Miguel Cobo, Héctor Ferraroti, Cándido Summa, Daniel Castrillón, José M. Torelli, Arturo Iervolino, José O. Romero, Alcides Saladino, Indelfor Vivier, Néstor Pavón, Gilberto Puchetta, Eugenio Ibalo, Nicolás Tello, Angel Adrover, Francisco Perrone, Víctor Bianchelli, Heusdedit Correa, Francisco Longo, Rubén Manila, Millach, Osvaldo Di Leo, Raúl Gatti, Néstor Cardona, Orlando Nievas y José Osvaldo Donati.
Durante la ceremonia realizada en los talleres recibieron placas personal de mayor antigüedad en aquel tiempo: Carlos Tello (ayudante grupo estudio ingresado en 1941), Jorge Sabus (encargado supervisión), José Rueda (supervisor principal), Antonio Noya (operario ingresado en 1943) y Manuel Jamallo.
El Gerente General Operatvo de Ferrocarriles Argentinos, ingeniero Jorge O. Franco, luego de referirse al pasado de los ferrocarriles de nuestro país indicó: "Que este trazo retrospectivo que he intentado brindarle a mis palabras sirva a modo de somero ejemplo para todos quienes anhelamos que la Argentina salga adelante, a transitar los senderos de ventura que trazaron nuestros antecesores. Esos mismos que solidificaron raíces en nuestras tierras y que eligieron un destino de grandeza que hoy nos toca consolidar".

LOS TALLERES EN EL CENTENARIO:

El Gerente General Operativo de la Línea San Martín, ingeniero Osvaldo Galzenatti, conjuntamente con el Gerente Operativo de Ferrocarriles Argentinos, ingeniero Jorge O. Franco, proceden a descubrir la placa recordatoria del primer centenario de los Talleres Junín.

Felipe Crupi, en representación de los jubilados ferroviarios de nuestra ciudad descubre una placa en el sector de ingreso a los talleres sobre calle Rivadavia.

El gerente general operativo de la Línea General San Martín, ingeniero Osvaldo Galzenatti, hizo uso de la palabra en el acto en conmemoración del centenario de los Talleres Junín.

 





  
 
Imprimir esta noticia
imprimir compartir

Comentarios de los usuarios
  Comentar esta nota
TODOS LOS MENSAJES ESTÁN SUJETOS A APROBACIÓN DE PARTE DE UN MODERADOR ANTES DE SER PUBLICADOS. Tenga paciencia, a la brevedad su mensaje estará publicado si se ajusta a las politicas del sitio.
Autor : E-mail:
Quedan Caracteres por escribir
IMPORTANTE:
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio o algún tipo de publicidad será eliminado inmediatamente por el moderador.

click en foto para ampliar

 
 Portal de Historia
 

Siglo XIX    -    Siglo XX    -    Siglo XXI    -    Politica    -    Cultura    -    La Ciudad    -    Archivos    -    Contacto    -    Inicio


Director / Editor : Roberto Torres
Todos los derechos reservados © 2014
contador de visitas