JUNIN HISTORIA
JUNIN. Bs. As. Argentina - Martes, 24 Octubre 2017 03:46 hs.
Untitled Document
 
06-05-2015 | 01:50
 
Aquellos carnavales de antaño en el Junín que se fue
 
Junín supo ser escenario de gratas celebraciones, en corsos animados con comparsas de hasta 60 músicos con infinidad de máscaras y disfraces que competían en ingenio y colorido.
 

 Era el tiempo en que las volantas recorrían las calles del festejo con lujosos atavios y románticos afectos se tejían entre una lluvia de serpentinas y un ir y venir de papel picado, describe Roberto Carlos Dimarco en su "Historia de Junín" cuando en un capítulo específico rememora los Carnavales 1900.
Dimarco reproduce una publicación del diario "El Progreso" que dirigía Santiago Dulbecco, el 4 de marzo de 1900, y que transcribe textualmente el texto original:
"El carnaval este año se ha circunscripto al corso, Fuera de las cuatro calles que limitan la plaza, Momo no ha sido festejado ni con jarros de agua ni con globos como los años anteriores.
la gran actividad desplegada por la Comisión del Corso, ha hecho que éste resultara espléndido y que reinara una animación digna de asombro.
El primer día fue el único que se notó la poca animación, y eso, es fácil de explicarse, teniendo en cuenta los obstáculos que ciertos hombres y las nubes han puesto para que fracasara.
Pero no sucedió lo mismo con el segundo día, que aunque las nubes amenazaron hacer una de las suyas no pasó de una simple amenaza.
A eso de las 6 de la tarde, el corso estaba en todo su apogeo. En continuo vaivén, lanzando serpentinas a diestra y siniestra en medio de risas y charlas los carruajes que conducían a las bellas señoritas, lujosamente ataviadas con caprichosos y bonitos trajes.
Después de un pequeño armisticio, celebrado entre jóvenes y señoritas, continuaron con el mismo entusiasmo las batallas a las nueve de la noche, reinando la animación hasta las 11, hora en que se retiraban las familias a descansar para el tercer día, que continuó con mucha más animación y brillo que los anteriores, pues las familiares que, por una u otra causa, no habían podido ir al corso, en los dos primeros días, no quisieron perder el tercero, y de ahí, que éste fue el que más concurrido estudo.
Se trabaron numerosas batallas, haciendo un derroche de serpentinas y de fragantes flores; pero creo que el terreno quedó para los jóvenes pues fueron los últimos en retirarse del campo de batalla,
En la noche se preparaba lo más bien, A las 9 ya había muchos coches y las serpentinas cruzaban el aire como el zig-zag del relámpago, cuando a las señoras nubes se les antojó despedir el carnaval con un poco de agua.
Y lo hicieron de tal modo que, el que estas cosas escribe, tuvo que correr a cambiarse de ropa enseguida, y lo mismo, creo le sucedió a más de uno y de una.
Durante os tres días de carnaval, la banda que dirige el señor Lusi, nos hizo oir su variado y bonito repertorio, contribuyendo ésto a que la animación no decayera ni un momento.
De las señoritas que han jugado más, recordamos, entre otras, las siguientes: Rosa Bernabela y María Inés Mendoza; Julia, María y Elena Costa; vestidas con bata roja y corpiño verde que hacían resaltar más sus encantadoras bellezas.
Magdalena Isabel y Catalina Borchex y Lucila Bustos, engalanadas con artísticos vestidos de fantasía, de ancho descote.
También, aunque no con trajes de fantasía, pero si radiantes de bellaza, vimos a las señoritas Malia Zulema y Vicenta Herrera; Fernanda, Jacinta, Juana y Alcira Toyos; María y teresa Alessandro; Sara y Elena Sechi; Mariana y Angélica Berho; Delia y Elena Roqués; Petronila y Lola Oviedo; Filomena Deferrari; Luis y Juana Ruiz; María Rizzi; Manuela Castex; Rosa y María Ballestrini; María Luisa y Alicia Senae y Etelvina López.

EL CLUB SOCIAL
Este centro después de tanto tiempo, que no daba ningún baile, al cambiar de comisión, se ha estrenado con dos muy espléndidos.
tanto el efectuado el domingo, como el del miércoles, han sido brillantísimos.
La animación y el entusiasmo no decayó ni un sólo instante. El número de artísticos toilettes y las melodiosas notas de la orquesta, aumentaban el encanto de estas soirées.
Vimos representadas allí a las familias de Tosco, Senac, Mendoza, Toyos, Borchex, Lima, Bustos, Alegre, Sosa, Ballestrini y otras que nuestra frágil memoria no recuerda".

  
 
Imprimir esta noticia
imprimir compartir

click en foto para ampliar
 
 Portal de Historia
 

Siglo XIX    -    Siglo XX    -    Siglo XXI    -    Politica    -    Cultura    -    La Ciudad    -    Archivos    -    Contacto    -    Inicio


Director / Editor : Roberto Torres
Todos los derechos reservados © 2014
contador de visitas