JUNIN HISTORIA
JUNIN. Bs. As. Argentina - Sábado, 24 Junio 2017 12:33 hs.
Untitled Document
 
03-11-2014 | 22:15
 
Colonia "Rincón del Carpincho": Las primeras tareas...la casa
 
(Los siguientes textos fueron extraídos de la publicación "Colonia Rincón del Carpincho", breve reseña histórica, de María Cecilia Rigonat).
 



Las primeras tareas que tuvieron que realizar los colonos estaban encaminadas a la instalación de alambrados perimetrales, ya que los pertenecientes a la estancia fueron retirados, por personal del Banco Nación, durante la demarcación de los lotes. En la delegación que funcionaba en la colonia, podían ser adquiridos los postes y alambres para efectivizar la tarea.
La vivienda fue otro de los grandes problemas a resolver, sobre todo si se tiene en cuenta que la ocupación debía realizarse en forma inmediata, radicándose toda la familia en el lugar, que po lo general era numerosa.
En algunos casos, cuando coindiía con algún puesto de la estancia vieja, disponía de vivienda como en el caso de los Mallaina, cuyo lote fue transferido con "una casa de material de dos piezas, cocina, galéría, 1 WC de material, 1 galpón de material, 2 bebederos, 22 álamos, 51309 acacias, 32 paraísos, 1 aromo, 15 ligustros, 4 duraznos, 2 perales, 2 membrillos", según reza el acta de tenencia del 19 de mayo de 1949.
Nos cuenta la familia Postigo que con gran emoción, comprobaron que la parcela que les había sido adjudicada correspondía al lugar donde había residido la esposa del mencionado productor, donña Aurelia Ríos, ocupando el mismo rancho donde había pasado la infancia. Más tarde pudieron construir una nueva vivienda, esta vez de material.
Los Gralatto aún recuerdan con gran gratitud la generosidad de su vecino Mallaina, que les ofreció su casa para pasar los primeros tiempos, en las que se instalaron hasta levantar una vivienda. Lamentablemente una vez construida la misma, al poco tiempo, fue destruida por una tormenta de viento y lluvia, debiendo refugiarse, nuevamente, bajo el techo de su vecino.
La familia Ruiz, durante  los primeros años, habitaron una casa que se encontraba junto a la antigua cremería de la estancia Couget; posteriormente alcanzaron a construir la propia y otra más pequeña para los peones que trabajaban en su explotación.
Sin embargo, en la mayoría de los casos, las familias se alojaron en improvisadas carpas de lona o chapa, con las incomodidades que ello representa, sobre todo para los niños.
Este es el caso de los Costa, quienes llegaron un 23 de marzo a eso de las dos de la tarde, y como la chacra no tenía vivienda, pese al cansancio, armaron una carpa. Esa misma noche se desató una gran tormenta de viento y agua, despertando en medio del agua, ya que como pudieron comprobar el lugar elegido era bajo, con el consiguienteb deterioro de todas sus pertenencias, por la circunstancial inundación. Al día siguiente nuevamente levantaron una carpa, cuidando la topografía del suelo.
En cambio, el señor Zielke tuvo otro tipo de inconvenientes. Para levantar su casa, pedó en fabricar ladrillos, pero un error de cálculo, lo llevó a obtener tres hornallas de ladrillos. El excedente decidió venderlo a otros vecinos. Esto le valió un llamado de atención por parte de las autoridades del Consejo Agrario Nacional, ya que no se podía vender lo que todavía no era dueño (la tierra).

LOS PRIMEROS TIEMPOS

Estas 41 familias que se instalaron significaron la radicación de 284 personas en el lugar. Las pocas failias que estaban instaladas en la zona vieron con mucha alegría la llegada de los nuevos vecinos, especialmente la gente joven, que tenía pocas oportunidades de alternar con gente de su edad. Todos fueron muy bien recibidos, la familia de Adolfo Olano aún recuerda que fueron recibidos con una fiesta.

De igual manera, los Manacorda contaron que recibieron con agrado y alegría a los nuevos colonos porque de esa manera se extendía el pueblo, al mismo tiempo que no había campos inútiles sin trabajar.

Por ese entonces la localidad de Laplacette dio su origen a la instalación de la estación ferroviaria, existiendo algunos comercios para satisfacer las necesidades del área rural.

El Almacén de Ramos Generaes Albamonte, donde se podía obtener todo tipo de artículos desde comestibles, ropas, hasta arneses para caballos, era el lugar de encuentro de los pobladores de la región para tomar una copa o jugar a las cartas o a las bochas. También funcionaba una Estafeta Postal y era la parada de micros que iban a Junín y más tarde, cuando se habilitó la ruta 188, en 1951, hacían el trayecto Junín-Lincoln.

Este almacén era el punto de encuentro de los vecinos. Flores Casadidio recuerda que a fin de agosto el padre lo mandó a hacer la compras a lo de Albamonte y de paso que preguntara si había semillas de papas. En el lugar se encontraba don Adolfo Olano quien le dijo: "Andas buscando papas?. Si acá no vienen..." y soltó la risa como era su costumbre. Extrañado, Flores le respondió que de todas formas pensaba sembrarla. -"Ah, si las sembras sí. Así sí" le respondió el "Vasco". A Casadidio aún hoy le resulta muy gracioso.

Otros comercios eran el Almacén de Ramos Generales Tellería y la carnicería de la familia Burattini,que repartía la carne, por encargue, de chacra en chacra.

El señor Angelito Pansiraghi, recordado por su gran solidaridad, vivía en la fábrica y ejercía el oficio de mecánico y herrero. Arreglaba los arados y demás elementos de labranza, trasladándose hacia las chacras cuando lo requerían. También atendía los Ford T y los Ford A de la época e instalaba molinos en los campos.

Si bien todos confesaron pertenecer a la religión católica apostól romana, no había misas, no se contaba con sacerdotes; para los bautismos y casamientos se trasladaban a las localidades vecinas. Con el paso del tiempo, desde las escuelas se iniciaron gestiones para el dictado de la catequesis, mediante sus docentes, otorgándoles la comunión y confirmación. Es de destacar las fiestas comunitarias realizadas en tales ocasiones.

Es importante mencionar que al poco tiempo de la radicación de los colonos se produjo el primer nacimiento, colmando de dicha a toda la comunidad. El día 12 de diciembre de 1949 nació Eduardo José Bonópera, hijo de María Sofía Brian y de Luis Mariano Bonópera.

En la década de 1950, la Cooperativa Agrícola y Gandera "Labor y Progreso" de Baigorrita abre una sucursal. En sus instalaciones funcionaba una tienda y almacén de ramos generales, se compraba y vendía cereal, se recibían los encargues de venta de ganado, que debían ser transportados hasta Baigorrita, ya que en Laplacette no había ferias de animales y también se despachaba combustible. Contaba con un encargado de galpones, un encargado de sucursal, un encargado de tienda y otro de almacén.

También estaba la Cooperativa Agropecuaria e Industrial de Laplacette, en 1960, se compraba y vendía cereal y todos los insumos necesarios para la actividad agropecuaria, además de contar con el despacho de combustibles y ventas de artículos de almacén. En la misma trabajan un gerente, un encargado de almacén, dos empleados despachantes y un administrativo.

Durante la década de 1960 se asiste a un mejoramiento general de las condiciones de vida que permiten a los productores la adquisición de nuevas maquinarias agícolas, autopropulsadas, e incorporar una mayor tecnología. También se observa un aumento del número de automóviles, facilitando la comunicación con la cabecera del partido, Junín, donde se realizan las compras y todo tipo de trámite.

Hacia los pimeros años de la década de 1960, se extienden las líneas de electricidad. Cabe destacar que fue la primera colonia de la provincia que tuvo este servicio. Este hecho notable se debio en gran parte al empuje e iniciativa de los colonos. En ese momento para muchos funcioanrios, el proyecto de llevar la electricidad a la zona rural era una idea sumamente fantasiosa. Por ese entonces había surgido una gran amistad entre el gerente del Banco Nación y los integrantes de la Colonia y eran frecuentes sus visitas al Rincón del Carpincho en ocasión de las reuniones festivas que se llevaban a cabo periódicamente. Así le plantean la idea de que en un primer momento fue tomada como algo irrealizable, pero conmovido por la insistencia de los vecinos y sus ansias de progreso, les presta apoyo para gestionar un crédito para el tendido de las líneas. El monto total del crédito se divide en partes iguales, que son asumidas individualmente por cada uno de los futuros usuarios.

De esta forma queda establecida una cooperativa "de hecho" que para 1969 obtendrá la perosnería jurídica bajo el nombre de Cooperativa Limitada de Consumo Popular de Electricidad y Servicios Anexos de Laplacette.

La iniciativa de los productores los llevó a iniciar las gestiones para el funcionamiento de una escuela en el sector norte de la colonia. De esta forme, el 9 de julio de 1956 se constituye la Asociación Cooperadora de la Escuela Nacional nro.79. Ese mismo año comienza a funcionar en un aula cedida por el colono Antonio Santos, siendo su priera maestra Ana María Nogueira.

Los integrantes de la Asociación Cooperadora comienzan a trabajar inmediatamente en el proyecto de la construcción de un edificio propio. Así, merced a la buena voluntad y generosidad de todos los vecinos, en 1963, quedan habilitadas las primeras aulas, en un predio ubicado en dos hectáreas del área de reserva de la Colonia Rincón del Carpincho, ubicadas sobre la ruta 188 kilómetro 174. En 1969 pasa a depender de la provincia, constituyendo la escuela provincial número 43.

Este empeño en contar con un establecimiento educativo pone de relieve el interés de los colonos en capacitarse y promocionar una buena formación a su descendencia. Es de destacar que todos finalizaron el ciclo primario, completando muchos de ellos la escuela secundaria y hasta alcanzaron estudios universitarios.

 Hacia fines de los años 1960 también se intensifica la acción de los Hogares Rurales dependiente  del INTA delegación Junín, realizándose numerosos cursos y encuentros, destinados a las esposas de los productores, quienes participaron activamente.

En 1961-1962 una merma en la población de peces en la Laguna de Gómez, motivó el traslado desde las lagunas de Chascomús de alevinos de pejerrey que fueron depositados en el sector de la laguna de Gómez donde se eucnetra el puente de la ruta 188. Estas tareas estuvieron a cargo, entre otros, del ingeniero Sassembeg, Miguel Manacorda, Gelo Sambitale y Roberto Noya.

Otros proyectos que no tuvieron el respaldo necesario de los gobiernos de turno pero que merecen ser destacados son: la instalación de una escuela agrotécnica, en dependencias del antiguo casco de la estancia, durante el gobierno de Perón, alrededor del año 1955, que no llegó a concretarse, pero que hubiera sido de gran valor para la zona, ya que los hijos de los productores que desean continuar sus estudios deben trasladase a la ciudad de Junín o Lincoln. También estaban los trámites hechos paa instalar la tan necesaria sala de primeros auxilios, llegando a contar con una enfermera designada para tal fin y los instrumentos necesarios, pero nuevamente las autoridades pusieron trabajas a las iniciativas y necesidades de los vecinos. (*, ver aparte)

Una vez adjudicados los campos en propiedad, pasado el lapso de cinco años que estipulaba la ley, durante el cual no se podía vender, se inicia un proceso de venta de chacras, cuya causa fundamental es la subdivisión por herencia. Al tratarse de familias umerosas, es muy poca la tierra que le corresponde a cada hijo. Además las continuas crisis económicas por las que ha atravesado el sector agropecuario, sumado a los problemas vinculados especialmente con las inundaciones, han empujado a los productores a la venta de las chacras y a su radicación en centros urbanos como Junín, lincoln, dedicándose a otras tareas, desperdiciándose el conocimiento acumulado a lo largo de varias generaciones.

Muchas veces estas parcelas son adquiridas por personas que ven en la tierra una inversión para sus ahorros, pero que no pertenecen a la actividad agropecuaria.
Es de destacar el esfuerzo realizado para permanecer en la explotación, pese a las dificultades continuando con la actividad, especialmente de los nietos de aquellos primeros colonos, que han recibido como herencia el amor por la tierra.

 (En la foto, tractor Zetor, de la década de 1950. Foto de la reseña histórica dedicada a la Colonia Rincón del Carpincho)



(*) UNIDAD SANITARIA Y DESTACAMENTO POLICIAL EN LAPLACETTE


En noviembre de 2010, fueron inauguradas en la localidad de Laplacette la unidad sanitaria y el destacamento policial que alberga la Patrulla Rural.
La puesta en funcionamiento de estas dos nuevas dependencias le brindó a la localidad de Laplacette dos servicios esenciales del estado, como la salud y la seguridad, contando con un centro de atención primaria de la salud permanente y presencia policial durante las 24 horas.

El Intendente Municipal, Mario Meoni, afirmó en ese momento que "con la puesta en funcionamiento de la Unidad Sanitaria y el Destacamento Policial los vecinos de Laplacette tendrán a su disposición dos servicios muy importante para mejorar su calidad de vida".

Meoni, además, informó que "esta no es una obra sólo del municipio. Hemos recibido mucha colaboración para concretar estos proyectos. Por un lado, la empresa Viviendas Alegretti donó y levantó la casa donde funcionará la Unidad Sanitaria. Mientras que el Rotary Club Sur a partir de la recaudación obtenida en el estacionamiento de la ExpoJunín 2009, que le cede la Sociedad Rural de Junín, compró los implementos para dotar la Unidad Sanitaria. Por lo tanto, le agrademos mucho a todos por esta colaboración".

Por lo tanto, dijo Meoni que "este es un buen ejemplo de cómo el estado puede trabajar con empresas privadas y entidades intermedias para llevarle soluciones a los vecinos".

En la sede del destacamento se le brinda alojamiento a un policía con su familia para que este presente durante las 24 horas del día.

Finalmente, Meoni aseguró que "hemos realizado muchas mejoras en la localidad de Laplacette, hemos completado el alumbrado público y renovado la plaza de juegos".

 

  
 
Imprimir esta noticia
imprimir compartir

click en foto para ampliar

 
 Portal de Historia
 

Siglo XIX    -    Siglo XX    -    Siglo XXI    -    Politica    -    Cultura    -    La Ciudad    -    Archivos    -    Contacto    -    Inicio


Director / Editor : Roberto Torres
Todos los derechos reservados © 2014
contador de visitas