JUNIN HISTORIA
JUNIN. Bs. As. Argentina - Sábado, 24 Junio 2017 12:34 hs.
Untitled Document
 
27-09-2014 | 22:53
 
Parroquia Sagrado Corazón de Jesús: centro espiritual del Barrio Belgrano
 
La parroquia Sagrado Corazón de Jesús, institucionalmente, data del año 1931 con el fin de satisfacer las necesidades espirituales de aquellos pobladores de Villa Belgrano.
 

En 1926 tiene lugar la inauguración de oratorio bajo la advocación del Sagrado Corazón de Jesús. Era cura párroco de la iglesia matriz San Ignacio de Loyola, el presbítero Vicente Peira.
El 24 de septiembre de ese año se procedió a la habilitación de las precarias instalaciones que darían, en primera instancia, un lugar para la práctica del culto católito.
El 3 de enero de 1931, el obispo de La Plata, monseñor Francisco Alberti, dio a conocer la resolución por la cual la iglesia de Villa Belgrano se transformaba en capellanía vicaria, declarándose patrono al Sagrado Corazón de Jesús y comprendía los barrios Villa Belgrano, Villa Colin York, Villa Talleres y Villa Italia.
La capellanía fue confiada a sacerdotes de la congregación Hijos de María Inmaculada.
El 25 de agosto de 1935, el entonces obispo de Mercedes, monseñor Juan P. Chimento, erigió en parroquia la capellanía del Sagrado Corazón, siendo ese año nombrado cura párroco el padre Santiago Ghío, personalidad de destacados relieves y figura de significativa trascendencia en la vida de esta iglesia.

Interior del primer templo del Sagrado Corazón de Jesús cuando estaba ubicado en la calle Juan B. Justo.
Fachada del primer templo que estuvo dedicado al Sagrado Corazón de Jesús desde la década del {30 hasta fines de los '50.
LA ACTUALIDAD DEL PREDIO
57 años después (2014) de que la iglesia Sagrado Corazón de Jesús fuera trasladada al templo de calle Padre Ghío, en el lugar -calle Juan B. Justo- sigue funcionando la Rectificación Carpentieri.

 

 

 

 


HACIA EL TEMPLO ACTUAL

Construcción de la cúpula
en el techo de la iglesia


Con vistas a la construcción del nuevo templo, el 9 de octubre de 1935 se forma una comisión presidida por Vicenta Trejo de Falabella, siendo presidentas honorarias Sofía Repetti y Ana O´Conell.
Tras arduo trabajo por parte de sacerdotes y fieles, con la presencia del obispo diocesano monseñor Anunciado Serafini, el 5 de diciembre de 1943, fue bendecida la piedra fundamental de la nueva iglesia.
En 1952 se iniciaron oficialmente los trabajos: el 16 de marzo de 1954 fue colocada la cruz sobre el campanario; el lunes 9 de julio de 1956 se bendijo la imagen del Corazón Inmaculada de María ubicado en la cúpula de la iglesia.
Ante la admiración general, el templo quedó inaugurado el miércoles 24 de diciembre de 1958 frente a la plaza Sarmiento.
Los constructores, cuya obra tuvo tres etapas de ejecución, fueron Dino Merlotti, Guido Stefanutto y Constructora Junín SCC. Los planos de la obra fueron realizados por el arquitecto Antonio Antonini y la construcción estuvo a cargo de Bruno Barbi.

LOS SACERDOTES

Pbro. Carlos Dayreaut, párroco ´
de Sagrado Corazón
en la década del 90 y
primeros años del siglo XXI


El presbítero Francisco Platanía (ver)  fue el primer vicario de la iglesia Sagrado Corazón de Jesús (1931-1933) siendo sucedido por el padre Tomás Bertolotto (1933-1936).
Posteriormente estuvieron al frente de la parroquia los sacerdotes Santiago Ghío (1936-1959), nuevamente Tomás Bertolotto (1959-1962), Alejandro Guido (1962-1969), Héctor Pasquali (1969-1970), Tulio Angeletti (1970-1982).
En 1983 asumió el presbítero Alfredo Pironio y luego le siguieron el padre Cayetano Migale, el presbítero Carlos Dayreaut, Alejandro Guerder y Raúl Seira.
Desde marzo de 2012 se encuentra al frente de la parroquia el presbítero Pablo Rissola, quien viene de la parroquia Cisto Rey, de la ciudad de Mercedes.

LA PARROQUIA

Pbro. Pablo Rissola, párroco 2012-2014.


Atendiendo a una vasta jurisdicción que excede el barrio Belgrano, la parroquia Sagrado Corazón de Jesús es centro espiritual de un importante número de católicos.
La actividad comprende la catequesis de iniciación, confirmación, catequesis para adultos, Grupo Scout y Liga de Madres de Familia, además de otras actividades afines a la vida parroquial, como el grupo juvenil.
Párrafo aparte merece la labor que desarrolla un grupo de personas en Cáritas Parroquial. Asisten a un importante número de familias carenciadas muchas de ellas ubicadas en la zona periférica que comprende la jurisdicción parroquial.
La asistencia comprende no solamente ropa y alimentos, sino que trata de satisfacer en la medida de lo posible, toda necesidad que se presente. Prioriza también la faz espiritual como por ejemplo, el bautismo de los más pequeños y la catequesis.

 

Presbítero Luis Maria Mena: “El desafío de la Iglesia, hoy, es llegar a los que más se pueda”

El Padre Luis Mena se hizo cargo de la parroquia en febrero de 2014. Es oriundo de Chivilcoy, hijo único de Virginia y Antonio. Ingresó al Seminario en 1997 pero antes de esta decisión, era, como él mismo se autodefinió, “una persona creyente, no practicante”.

Pero en diciembre de 1994 “hago un retiro para jóvenes que me devolvió la experiencia de sentir a Dios como alguien cercano, vivo, que está a mi lado y con el cual puedo proyectar mi vida. En ese año, esa fe no práctica, hasta con un poco de agnosticismo, fue ganada por una fe viva”, destacó.

Así se acercó y comenzó a vivir “esa experiencia de un Dios vivo” en las parroquias San Pedro y Nuestra Señora del Carmen de su ciudad natal, trabajando en grupos juveniles y en un merendero que surgió como fruto de la catequesis familiar en la iglesia Del Carmen.

Pero antes de ingresar al Seminario, Luis optó por seguir la carrera de Contador Público Nacional en la Universidad de Buenos Aires donde hizo el CBC y el primer año. Pero ese llamado insistente de la fe y de Dios se hizo como una llama abrasadora y con la ayuda de un sacerdote, fue discerniendo esa opción que lo llevó a convertirse en el hoy Padre Luis.

En marzo de 1997, a los 20 años, ingresó al Seminario de Mercedes. El 5 de diciembre de 2003 fue ordenado sacerdote y esos diez años fueron celebrados el año pasado en la comunidad donde sirvió durante catorce años: la parroquia Nuestra Señora del Carmen, de la localidad de Carmen de Areco. El Padre Luis sirvió en dicha iglesia a partir de los últimos cuatro años de Teología, luego diácono, vicario y párroco. Es precisamente de dicha parroquia donde procede el presbítero Mena, quien durante un reportaje que le hice a poco de llegar a nuestra, recuerda con cariño al Padre Luis Troiano –fallecido- ya que “fue una persona que me enseñó y me acompañó muchísimo. Junto a él serví como diácono y vicario y fue el Padre Troiano quien me sugiere al Arzobispo como su sucesor en la parroquia”.

-¿Ya ha tenido oportunidad de conocer y recorrer la Parroquia?

-Ya estuve reunido con los integrantes de todos los movimientos que funcionan en esta parroquia. El martes 18 hicimos la primera reunión del Consejo Pastoral y allí comenzamos a proyectar, en lo inmediato la Pascua, un tiempo muy fuerte, con muchas actividades como por ejemplo nuevamente el Vía Crucis conjunto de todas las iglesias de la ciudad.

Allí también seguimos la etapa de conocimiento. En todos los grupos encontré mucha gente con ganas de trabajar.

Además se suma la capilla Nuestra Señora de Loreto que tiene una gran actividad.

La extensión es muy grande. La idea en un futuro es que, ante los barrios que han crecido mucho, podamos contar con una ermita o con una casa que alguien ofrezca para la celebración de la Misa. En un futuro el proyecto es contar con centros misioneros.

-¿Cuáles son los proyectos y anhelos?

-Me gusta trabajar mucho con centros misioneros. En la parroquia de donde vengo, una localidad de 14 mil habitantes, tenía siete centros misioneros.

Los misioneros siempre son nexos de la parroquia y el sacerdote, pudiéndose llegar a través de ellos al enfermo de la cuadra, a personas que necesitan ser ayudadas por Cáritas o jóvenes que desean sumarse. Precisamente la idea es reflotar los grupos juveniles. Todo en el marco de un trabajo que se hace a nivel arquidiocesano: Una Iglesia en misión permanente.

El desafío hoy de la Iglesia y en este caso de esta arquidiócesis particular de Mercedes-Luján y esta parroquia, es llegar a los que más se pueda, a través de la palabra y que la gente vea en todos, el sacerdote y los laicos, una manera de encontrarse con Dios.

Me llama mucho el salir.

-Todo esto, precisamente, va en sintonía con lo que viene predicando el Papa Francisco.

-Desde hace mucho tiempo, con sus luces y con sus sombras, es lo que la Iglesia viene buscando: con los centros misioneros la parroquia se va abriendo, se dan catequesis, funcionan Cáritas y grupos juveniles aunque hay fiestas que nos deben a reunir a todos como la Pascua.

Nuestro Papa Francisco lo está marcando mucho, a partir de la vida de todos los días.

-Esta época de mayor exposición mediática de la Iglesia a partir de los actos y palabras de Francisco, ¿les genera a ustedes los sacerdotes un mayor compromiso porque la gente desea ver en ustedes lo que Francisco predica. Cómo viven este tiempo nuevo?.

-La Iglesia tiene otra llegada a los medios a partir de Francisco. Todos los medios están pendientes de él. Es muy lindo que esto se refleje, que hoy la persona de nuestro Papa nos cuestione a todos el vivir con coherencia nuestra fe, pero si uno vuelve a leer la lectura del martes 18 donde Jesús les dice a sus discípulos sobre los escribas y fariseos: “Hagan lo que les dicen, pero no actúen según su obrar, porque no viven lo que dicen”.

Esta bueno que hoy, a través de los medios, esto cobre otra importancia y se movilice mucho más. Es como un llamado a todos, no solamente a los consagrados, sino a todo el Pueblo de Dios.

Lo de Francisco no es nuevo. Es el mensaje que Jesús nos pide y que con variados matices, fueron transmitiendo los distintos pastores que la Iglesia tuvo, con sus luces y con sus sombras. Lo lindo es que pudo despertar y abrir puertas, a través de los medios de comunicación, que no estaban tan abiertas.

Hay muchos sacerdotes y laicos que hace años que están entregados de corazón al anuncio del Evangelio en situaciones de mucha pobreza y de riesgos, pero tenemos que ver a los medios de comunicación como las nuevas herramientas de evangelización.

EL TEMPLO EN IMAGENES
(hacer doble click para ver las diapositivas)

 

  
 
Imprimir esta noticia
imprimir compartir

Comentarios de los usuarios
  Comentar esta nota
TODOS LOS MENSAJES ESTÁN SUJETOS A APROBACIÓN DE PARTE DE UN MODERADOR ANTES DE SER PUBLICADOS. Tenga paciencia, a la brevedad su mensaje estará publicado si se ajusta a las politicas del sitio.
Autor : E-mail:
Quedan Caracteres por escribir
IMPORTANTE:
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio o algún tipo de publicidad será eliminado inmediatamente por el moderador.

click en foto para ampliar
 
 Portal de Historia
 

Siglo XIX    -    Siglo XX    -    Siglo XXI    -    Politica    -    Cultura    -    La Ciudad    -    Archivos    -    Contacto    -    Inicio


Director / Editor : Roberto Torres
Todos los derechos reservados © 2014
contador de visitas