En 1952, un obrero ferroviario asumía como intendente un Día de los Trabajadores

Patricio Manifesto fue intendente municipal desde el 1 de mayo de 1952 hasta el 30 de abril de 1955, y reelecto a partir del 1 de mayo de 1955. Iniciativas de gobierno: La construcción de la ruta troncal que une la calle Primera Junta y el Club de Pescadores y gestionar la pavimentación de caminos que conducen al regimiento mecanizado y el matadero municipal; instalación de ferias francas; intensificar los servicios de la asistencia médica gratuita para las clases sociales que no cuenten con los medios adecuados para satisfacer íntegramente la protección de la salud.

 

Patricio Manifesto nació el 17 de marzo de 1908. De extracción ferroviaria, militó originalmente en la Unión Cívica Radical para luego pasar al Justicialismo al llegar Perón al poder. Se desempeñó en la Inspección Municipal y fue concejal justicialista, llegando a presidir el bloque en 1950.

Fue intendente municipal desde el 1 de mayo de 1952 hasta el 30 de abril de 1955, y reelecto a partir del 1 de mayo de 1955. Ejerció el cargo hasta el derrocamiento del gobierno peronista, al producirse la autodenominada revolución Libertadora en septiembre de ese año.

En Junín lo recuerda una calle con su nombre. Nace en Benito de Miguel al 1200, en el barrio Nuestra Señora de la Merced.

El acto

Decía La Verdad, hace 60 años atrás:
“En un acto que contó no solamente con la presencia de sus compañeros y camaradas ferroviarios, sino de nutridas representaciones de la vida activa de la ciudad, se efectuó anteayer la toma de posesión del gobierno comunal de parte del intendente electo señor Patricio Manifesto.

En su transcurso tanto el jefe saliente, señor Lorenzo Barbero, como el entrante recogieron incontables muestras de simpatía y afecto quedando así ratificado no solamente la confianza que estos vecinos inspiran en un vasto sector de nuestro vecindario sino que se tributó a los conceptuados dirigentes peronistas un homenaje acorde con sus merecimientos.

Con anterioridad y en presencia de autoridades civiles, militares y eclesiásticas, así como también de un público que ocupó todos los espacios disponibles de la amplia sala del Concejo Deliberante, el señor Manifesto prestó juramento de ley  haciéndolo por la fórmula tradicional de “Por Dios y por la Patria de respetar la Constitución Nacional y de la Provincia de Buenos Aires”.

La ceremonia fue presidida por el señor Alberto Derch y contó con la asistencia de los concejales peronistas Rafael De Miguel, Gabriel Parra, Raúl Bauman, Antonio Peralta, Raúl Obuiña y Máximo González, así como los del sector radical: Arturo Crosetti, Oreste Rocca y Miguel Dana. No concurrió el representante del Partido Democrata, Pablo Cogorno.

Su primer discurso

El diario La Verdad del 3 de mayo de 1952 reproduce el mensaje del intendente Patricio Manifesto que, entre otros conceptos, dijo en ese momento:

“Como hijo de esta ciudad y en mi condición de hombre humilde y de trabajo, no puedo menos que exteriorizar la honda emoción que embarga mi espíritu al asumir el más alto sitial gubernativo comunal llevado por el Partido Peronista y ungido por la voluntad de la mayoría del pueblo de Junín expresada auténtica y legítimamente en comicios honorables, correctos, puros y limpios que honran la tradición democrática de sus instituciones, como todos los actos que han ofrecido al pueblo los forjadores de esta nueva Argentina: el general Perón y Eva Perón.

Me impone pues, el mandato dignísimo de convertir en realidad el gobierno de pueblo y para el pueblo”.

Más adelante señala en el discurso inaugural de su período de tres años de gobierno: “Como hombre de lucha y de trabajo he de prestar mi colaboración a la clase trabajadora que por intermedio de sus organismos gremiales puedan requerir mi intervención. Mi despacho estará abierto a toda hora para servir lealmente a los intereses exclusivos de la sociedad y en particular para el pueblo humilde y laborioso que a él acuden en busca de soluciones a los problemas que les plantea el diario bregar”.

También tuvo palabras de elogios para el Mayor Alfredo Arrieta y su esposa doña Elisa Duarte de Arrieta a quienes calificó como “inclaudicables colaboradores de esos dos titanes del Justicialismo que son Perón y Eva Perón”.

Plan de gobierno

En su mensaje, el intendente Manifesto anunciaba el siguiente plan de obras para su gestión:

-Gestionaré la pavimentación de todas las calles de los distintos sectores de la ciudad que aún no gozan de dicha mejora (en esos años eran 390 cuadras).

-La prosecución de la ruta General San Martín número 7 que unirá Junín con Mendoza.

-La construcción de la ruta troncal que une la calle Primera Junta y el Club de Pescadores y gestionar la pavimentación de caminos que conducen al regimiento mecanizado y el matadero municipal.

-La urbanización del Parque 4 de Junio y estudiar la posibilidad de construir, aprovechando el curso del río Salado, una pileta de natación municipal.

-Acelerar los trabajos de urbanización del ex Central Argentino donde flanqueando la monumental avenida General Perón (actual San Martín) se está levantando un moderno barrio residencial y otro comercial.

-Interesar a las autoridades pertinentes para que se construya en esta ciudad la sede de la delegación regional de la C.G.T. provista de un moderno salón de actos públicos.

-Gestionar para que la sede regional de la C.G.T. disponga de una moderna ambulancia y de servicios médicos para los casos de accidentes graves y urgentes.

-Requerir la urgente instalación de la central eléctrica que permitirá una efectiva expansión de nuestra industria y poder extender los beneficios del alumbrado público a todos los sectores de la población que aún no lo poseen.

-Intensificar los servicios de la asistencia médica gratuita para las clases sociales que no cuenten con los medios adecuados para satisfacer integramente la protección de la salud.

-Apoyar intensamente la acción de honda trascendencia social que desarrolla el Club de Madres de Junín.

-Gestionar ante la Fundación Eva Perón la creación de la Casa de la Empleada.

-Publicar e interesarse sobre la obra de autores locales que por índole y jerarquía sean dignas de divulgarse.

– Instalar ferias francas en distintos barrios de la ciudad como medio de propender al abaratamiento de la vida.

-Auspiciar la instalación de industrias privadas como medio de arraigar en el partido fuentes permanentes de trabajo.

-Propiciar la realización de giras de estudios para estudiantes y obreros a los centros históricos y/o tradicionales de la región.

-Solicitar la construcción de edificios propios para la Escuela Nacional de Comercio “Mayor Alfredo Arrieta”  y Escuela Profesional y Técnica del Hogar.

-Solicitar al Ministerio de Educación la creación de una Escuela Superior del Profesorado que absorba a los egresados de los distintos establecimientos secundarios de la ciudad y la zona y requerir de las autoridades competentes la implementación de la Escuela Nacional de Comercio Nocturna, tomando como base el establecimiento específico que funciona en la ciudad.

Un año más tarde, el intendente Manifesto, ante el Concejo Deliberante reforzaba este plan de acción con nuevos objetivos: la construcción de un matadero municipal en Fortín Tiburcio similar al que funcionaba en la localidad de Agustín Roca; mejoramiento de los paseos públicos; se reforzarán las gestiones para pavimentar otros barrios y que se modificaría la estructura de la por entonces estación de colectivos ya que por su movimiento era necesario efectuar nuevas obras en ese lugar.

1952, el año que inició su mandato el intendente Manifesto, también fue el año en que se concluyó el remate de la entonces avenida Perón, hoy San Martín.

En 1953, el intendente municipal, Patricio Manifesto pidió al Círculo Médico de Junín un informe para conocer la opinión científica sobre el problema de los plátanos. Por esto, se recomendó a la población el barrido y regado de las veredas más asiduamente. Vale mencionar en torno a acciones y gestiones de gobierno de Patricio Manifesto que en 1954, se anunciaban obras para Junín por un monto de $ 1.700.000: se proyectaban el gran Policlínico Hospital Zonal Senador Mayor Arrieta, sala de primeros auxilios en Agustina, pavimento urbano, desagües pluviales, Barrios Obreros 1-2 y 3; Vivero Forestal y reparaciones en el Hospital Senador Mayor Arrieta.

Gobierno frustrado

Lamentablemente, la Revolución Libertadora que derrocó con un golpe de Estado al gobierno del presidente Juan Domingo Perón -el 16 de septiembre de 1955-, dejó trunca la gestión municipal del intendente Manifesto.

En nuestra ciudad, sucedió al intendente Manifesto el capitán de Corbeta Darío Hernán Copello.

144visitas totales.

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario