El Junín del casamiento de Eva y Juan Domingo

En la ilustración, copia del acta de casamiento civil de Eva y Juan Domingo el 22 de octubre de 1945. El doctor Alvarez Rodríguez,cuñado de Evita, estaba al frente de la comuna. El 10 de diciembre de 1945 se casaron por iglesia.

 

El casamiento civil de Eva y Juan Domingo Perón fue el 22 de octubre de 1945. Junín por entonces era una ciudad con 45 mil habitantes aproximadamente. Beneficiados por la fecundidad de la pampa húmeda, sus campos hacían rentable la explotación agrícola-ganadera. Eso motivó el desarrollo de la pequeña y mediana industria que junto a la creciente actividad ferroviaria fortaleció las bases del comercio en sus más variados aspectos.

La mano de obra laboral era por entonces absorbida en gran parte por los organismos de la administración pública nacional, provincial y del propio municipio.

El Distrito Militar que databa de 1907 y el Regimiento instalado en 1944 prolongaban la presencia del ejército desde la misma implementación del Fuerte de la Federación en 1827 que diera orígen al pueblo.

La corriente inmigratoria más acentuada desde fines de siglo, que cambió notablemente la cultura, hacía sentir aún sus efectos.

Políticamente su concepción federal, derivó en fuertes adhesiones al mitrismo dando lugar, con los años a la hegemonía conservadora sólo modificada por las sucesivas intervenciones que trajo aparejado el gobierno revolucionario desde 1943: el teniente coronel Medina Lascano y sobre todo el mayor Arrieta y el doctor Justo Lucas Alvarez Rodríguez, como comisionados municipales -estos dos últimos, cuñados de Eva Duarte- eran claros exponentes de la nueva orientación que se instauraba en el país.

Al momento de concretarse la boda, el doctor Alvarez Rodríguez estaba al frente de la comuna por disposición del entonces interventor federal de la provincia, general Francisco Arturo Sáenz Kelly quien fue dos veces gobernador, en 1945 como interventor federal, luego en 1946. Cabe destacar que la provincia de Buenos Aires llegó a tener durante el año 1945 siete gobernadores: Vanetta, Bramuglia, Del Río, Longhi, Reales, Sáenz Kelly y Albariños.

LA BODA POR IGLESIA

Casi no hubo luna de miel, si bien Eva y Juan Domingo se retiraron a la quinta de San Vicente. Pero faltaba la ceremonia religiosa. Otro acto de Eva y Juan que casi no fue advertido, pero que tuvo una importancia trascendental.

Dispuestos a consagrar el matrimonio ante Dios por la iglesia católica, decidieron realizar la ceremonia el 29 de noviembre.

Viajaron a la ciudad de La Plata. En el templo de San Francisco iban a casarse. La noticia fue comentada y una multitud se agolpó en el lugar. El coche que los conducía pasó de largo. Lo intentarían nuevamente a los pocos días.

Se habían tomado todas las precauciones para que solo estuvieran los más íntimos, como en Junín. Y esta vez lo consiguieron el 10 de diciembre.

Se confesaron. El con el sacerdote Bernardo Bermúdez, ella, con Fray Fidel Rossel. Recibieron la comunión con la mayor sencillez. A la misma hora en que consagraban su unión matrimonial que señalaba la máxima felicidad para Eva, casi siete años después se produjo su muerte.

Aquella decisión tan personal quedó testimoniada en el libro de la parroquia San Francisco con la rúbrica de Fray Francisco Sciammarella.

Doña Juana Ibarguren y Domingo Mercante fueron los padrinos.

La flamante esposa recibió como recuerdo de su amado, un collar de oro con un broche en forma de flor. El festejo, simple, fue en la confitería París.

Luego continuaron los mejores días de la intimidad de amantes furtivos en la modesta quinta bonaerense. Allí vivirían lo intenso y armonioso de su romance. A la vez ella, desde lo emocional, intensificaba el aprendizaje político motorizado en la compasión con el dolor de los pobres y él acunada el destino orgánico de la voluntad popular que ya le había manifestado un sector importante de la comunidad nacional.

No podìan perder tiempo. El gobierno había asumido el compromiso del llamado a elecciones. La luna de miel, devendría en triunfal gira proselitista. Pero ese es otro capitulo de la historia de los argentinos.

ACTA DE CASAMIENTO POR IGLESIA

(FUENTE: “EVITA, CASAMIENTO EN JUNIN” de Roberto Carlos Dimarco y Héctor Daniel Vargas, 1995)

1574visitas totales.

 

 

 

Deja un comentario