Un molino de Junín que hoy se luce en el Museo de Luján