1974: Una epopeya albiazul, Newbery al Nacional de la AFA

El notable raid de la entidad del Pueblo Nuevo se inició en 1972 con la obtención del Torneo Oficial de la Liga Deportiva del Oeste, que repitió luego en 1973 y 1974. Esto le valió intervenir en el Torneo Regional en representación de Junín y luego llegó al fútbol grande la Argentina.

 

Como una verdadera hazaña para el fútbol amateur juninense, tan cargada de glorias regionales y eventuales triunfos sobre equipos capitalinos en recordados “Capeonatos Argentinos”, Jorge Newbery obtuvo el Regional de la AFA y con ello el derecho de participar en el torneo Nacional, aglutinante de otros conjuntos del interior del país.

Todo Junín se arrodilló ante la proeza de un elenco netamente aficionado, que supo brillar en diferentes escenarios de la provincia de Buenos Aires hasta alcanzar el sueño tan largamente anhelado: jugar en primera. Nada menos.

Jorge Newbery participó en la zona “B” junto a Talleres (Córdoba) finalmente ganador del grupo; Newell´s Old Boys, Gimnasia y Esgrima, Altos Hornos Zapla, River Plate, Argentinos Juniors, Colón y Huracán (Mendoza).

El once juninense tuvo una discreta actuación ya que finalizó penúltimo, con 13 puntos, después de 18 partidos jugados, 2 victorias, 9 empates y 7 derrotas con 9 goles a favor y 19 en contra.

Pese a terminar en los últimos puestos, la campaña newberista tuvo algunas particularidades: Por ejemplo, fue la segunda defensa menos vulnerada, detrás del ganador, talleres y padeció pocas derrotas, teniendo en cuenta el comportamiento de otros conjuntos.

La proeza más grande estuvo dada en el triunfo que logró a expensas de River Plate, en el estadio “Eva Perón” al que superó por 1 a 0 , con gol de penal del recordado e inolvidable Hugo Spadaro.

En 1975, Jorge Newbery, por méritos propios, volvió a adjudicarse el derecho de disputar un nuevo Nacional. En esa ocasión integró la zona “C” junto a Rosario Central, ganador del grupo, Gimnasia y Esgrima (Jujuy), Independiente, Belgrano (Córdoba), Unión, Chacarita Juniors y Banfield.

El cuadro juninense compartió la última posición con “el Taladro”. Jugó un total de 16 encuentros, ganó 3, empató 3 y perdió 10 con 14 goles a favor y 24 en contra.

EL PRIMER REGIONAL

La gran campaña no comenzó con triunfos resonantes: 2 a 0 a Huracán de Tres Arroyos, de local (Rizzi y Burgos) y 1 a 2 de visitante, clasificando por diferencia de gol.

Con Juventud de Pergamino 2 a 0 (Cavagna los dos) y 1 a 2 (Rizzi) llegando a la final de la rueda de ganadores.

Con el 1 a 0 a Puerto Comercial, de visitante, en una cancha con piso de arena, la hazaña estaba a punto de consumarse.

Pero como había volado meses atrás el techo del gimnasio, había volado la ilusión. La revancha fue 1 a 2 (Medina) en un partido donde traicionó la ansiedad y perjudicó un pésimo arbitraje. Por diferencia de goles clasificó el equipo bahiense.

Ese día pensaron que nunca más, pero había un grupo de hombres decidido a torcer el rumbo.

Al jugar la Rueda de Perdedores frente al poderoso equipo de Ramón Santamarina, de Tandil, Newbery se clasifica con 0 a 0 de visitante y 1 a 0 en casa (Rodríguez). Otra vez una final, una nueva oportunidad para alcanzar la gloria.

Ahora se definía la rueda de perdedores ante Atlético Paraná de San Nicolás. A estadio lleno fue 4 a 1 de local (Molina, Rodríguez, Cavagna y Tomino) con un gol memorable del “Loro” Rodríguez , eludiendo a medio equipo rival y concretando con pelota dominada.

En la revancha, en San Nicolás, se notaba un clima enrarecido. La cancha estaba dentro de un cuartel militar. Había un aire hostil a tal punto que el árbitro del encuentro, Francisco Cardillo, fue amenazada personalmente con ametralladora en el hotel donde se hospedaba. El diario “Crónica” tituló: “San Nicolás sin fútbol, el juez no quiso morir”.

Según consta en la denuncia de Cardillo, tres individuos a cara descubierta irrumpieron en la habitación donde se encontraba junto al veedor de la AFA y uno de ellos le dijo: “Si Paraná no gana 3 a 0 podes darte por muerto, vos, tu señora y tus hijas”, mientras uno le ponía un revólver en la cabeza y otro le apuntaba con una ametralladora. Ante semejante situación, el árbitro decidió no dirigir y más de 1.500 se volvieron sin ver el encuentro. Había que esperar una semana más.

El 16 de junio, desde muy temprano, la ruta hasta San Nicolás estaba surcada de micros y autos particulares. Horas más tarde la cancha estaba totalmente colmada y con extremas medidas de seguridad esperando el duro enfrentamiento.

Pese a la tensión la ventaja de tres goles fue muy grande para el once nicoleño. Triunfó Newbery por 2 a 1 con tantos de José Tomino.

Jorge Newbery entraba así a la historia grande del fútbol de Junín, al ser el primero en llegar al Nacional. Además lo hizo con jugadores locales, un mérito muy trascendente.

SEGUNDO REGIONAL

Siguiendo con los éxitos futbolísticos, Jorge Newbery vuelve a coronarse campeón de la Liga Deportiva del Oeste el 13 de enero de 1975 logrando el torneo de 1974, por tercera vez consecutiva.

Ese día venció a Mariano Moreno por 4 a 2 con goles de Sanz, Cavagna, Rodríguez y Spadaro. El plantel estaba integrado por Gironacci, Casella, Riera, Vilches, Charry, Medina, Sanz, Pondal, Zunino, Burgos, Sapadro, Cavagna, Rodríguez, Molina, Cadile y Tomino. La dirección técnica estaba a cargo de Raúl Azconzábal.

Este triunfo liguista le permitió a Newbery jugar un nuevo Regional. Otra vez sin grandes incorporaciones y en silencio, empezaba un certamen mucho más difícil ya que se disputaba por simple eliminación.

Debutó en casa con un triunfo (3 a 1) ante San Martín de Sierras Bayas (Olavarría) con goles de Zunino (2) y Molina y 2 a 3 de visitante (Corro y Cavagna). Luego 1 a 1 con Juventud de Pergamino (Tomino) y 4 a 0 de local (Molina, Medina, Zunino y Cavagna). Después Huracán de Tres Arroyos 2 a 0 (Frías y Corro), de local, y 1 a 2 (Cavagna) de visitante. Con estos resultados, el once albiazul clasificó para la final de la provincia de Buenos Aires antes el poderoso San Lorenzo de Mar del Plata.

Se llegaba de “punto” a enfrentar a un poderoso plantel como el de Mar del Plata. En el partido de ida , jugado en la cancha de Sarmiento venció Newbery por 2 a 1 (Zunino y Molina) El viaje al estadio General San Martín sería con escasa ventaja: 1 a 1 (Cavagna) jugado un 13 de abril de 1975, un día lluvioso e inolvidable.

605visitas totales.

 

 

 

 

 

605total visits,1visits today

Deja un comentario