17 de octubre del 45: Eva Perón regresa a la Capital y cómo se vivió en Junín aquel día

El llamado desde Buenos Aires al teléfono de la casona familia de calle Arias. La posición de los gremios. La marcha por las calles juninenses en apoyo del coronel Perón, tras su mensaje en el balcón de la Casa Rosada. Paro total el 18 en la ciudad. La marcha desde la plaza Alem a la plaza “25 de Mayo”. Los discursos y aplausos de apoyo al Coronel Perón. En la foto, Palacio Municipal en 1945

118visitas totales.


 

Entre la ola de rumores que inundaba la ciudad de Buenos Aires trascendió lo sustancial del diálogo mantenido horas antes por sindicalistas con el general Avalo y el secretario de Areonáutica brigadier Sustaita transmitido al Comité Confederal de la CGT: “El coronel Perón no está detenido -dijeron- y las conquistas sociales serán respetadas”. El ministro de Guerra para apaciguar las expresiones de protesta llegó a afirmarlo a los medios de prensa.

A las 6.33, el coronel y sus acompañantes habían desembarcado de la lancha torpedera P19 de Prefectura que recaló en el muelle de la Compañía de Hidroaviones ALFA.

La casona familia de Eva, en Junín, tenía teléfono. Al número 744 la llaman desde la Capital Federal para confirmar la veracidad del anticipo que había hecho público en forma exclusiva la diario La Prensa en la víspera. Su prometido, el coronel Perón había sido trasladado al Hospital Militar Central “Cirujano Mayor Dr.Cosme Argerich”.

Eva quiere verlo. Acompañada de su hermano Juan y el doctor Subiza, en un automóvil Buick color negro con chapas blancas cuando no había promediado la mañana toma la ruta General San Martín -nacional 7- rumbo a Buenos Aires. Otras versiones indican que Eva habría estado en las inmediaciones del Hospital Militar aguardando la llegada de su novio.

Se iba de Junín, adonde regresaría pronto, casi sin saberlo, para protagonizar el acto más trascendente de su vida. En ese momento tan solo, se llevaba las múltiples recomendaciones de sus seres queridos. Años más tarde, su hermana Erminda (foto de la derecha, fallecida el 31 de julio de 2012), interrogada sobre este episodio, a la pregunta “¿Temía usted por la vida o por la seguridad de Eva?” respondió: “No, porque mi madre siempre nos educó de un modo que no teníamos miedo ni perdíamos la calma. Claro que eso no impidió que nos asustáramos un poquito”. También la tranquilidad de haber otorgado el poder que resguardaba un patrimonio no muy importante, pero que le había insumido muchos sacrificios.

Atrás dejaba una ciudad que lentamente comenzaba a manifestarse en su adhesión al retorno del coronel Perón. Los sectores más sensibilizados fueron los del trabajo.

La comisión local de la Unión Ferroviario que no pudo reunir el número reglamentario de miembros para resolver la actitud a asumir ante la medida de fuerza dispuesta desde Buenos Aires, resolvió dejar en libertad de acción a sus afiliados.

El Centro Empleados de Comercio de Junín esperaba mientras tanto, una resolución de la mesa central. El Sindicato local de Luz y Fuerza fue más expeditivo: resolvió parar durante toda la jornada del lunes sin perjudicar el servicio habitual pues los turnos se cumplirían como en los días feriados. La Sociedad de Patrones Peluqueros, otra de las organizaciones, invitó a sus asociados a mantener cerrados sus negocios.


Inmediatamente después que Perón finalizó su mensaje desde el balcón de la Casa de Gobierno, un núcleo de jóvenes improvisó una manifestación que recorrió largamente las calles de la ciudad portando banderas y letreros con leyendas alusivas en medio de continuos vítores. La jornada de protesta se había convertido en una auténtica fiesta popular.




EL DIA DESPUES, EL 18 DE OCTUBRE EN JUNIN

El día 18, los comerciantes abrieron normalmente y en forma espontánea, hacia la medida mañana, algunos empleados se retiraron a sus casas. Otros formaban piquetes invitando a sus pares al cese. 

La inactividad finalmente fue total y muchas personas exteriorizaron públicamente su júbilo por el retorno del coronel ganando la calle. Por la tarde, los manifestantes concentrados en torno a la plaza “Leandro N. Alem”, se dirigieron hacia la plaza “25 de Mayo” donde los oradores fueron fervorosamente aplaudidos por el gentío, cuando hicieron el repaso elogioso de las obreas del ex vicepresidente Perón.

Hablaron Raúl Rodríguez y Gabriel Parra, por los ferroviarios; el secretario de la Sociedad de Peluqueros, señor Di Biaggio; un representante del sindicato metalúrgico y tras un poema alusivo recitado por una niña, el presidente de la sociedad de fomento de la zona céntrica Carlos Panizza. 

(FUENTE: “EVITA, CASAMIENTO EN JUNIN, DE HECTOR DANIEL VARGAS Y ROBERTO CARLOS DIMARCO, NOVIEMBRE DE 1995)




































 

Deja un comentario